Levante y Barcelona se daban cita en la Ciudad Deportiva del Levante UD (Buñol) en el encuentro de ida de los cuartos de final de la Copa de Campeones.

Estos fueron los onces iniciales de ambos equipos para este encuentro:

Levante UD: Pablo Cuñat, Marc Pubill, Mario Clement, Marcos Cano, Carlos Giménez, Joan Gallego, Álex Cerdá, Carlos Benítez, Eric Iglesias, Javi Jiménez y Álvaro Guillén. Suplentes: Pablo García, Álex Alonso, Rubén Murcia, Fernando Villar, Borja Calvo, Víctor Blanco, Rober Pérez, Arturo Giner y Álex Primo.

FC Barcelona: Ramón, Alegre, Almeida, Moussa, Valle, Rico, Ilias, Franck, Jardí, Gavi y Ángel. Suplentes: Jorge, Joan, Arnau Casas, Sola, Toni C., Garrido, Zacarías, Luzzi y Víctor.

Levante UD 1-1 FC Barcelona

Inicio sin un dominio claro

Durante el primer tramo de encuentro ambos equipos buscaban llevar la iniciativa en el juego con ataques pausados, pero ninguno conseguía dominar el partido.

La primera oportunidad clara llegaría para el conjunto granota en el 11′ de partido. Eric Iglesias estuvo cerca de encontrar portería con su disparo raso que solventó Ramón con una buena parada. Ambos equipos atacaban con mucha pausa tras los primeros 20 minutos, sabiendo que la eliminatoria es larga y no querían arriesgar.

Con el paso de los minutos la intensidad en el juego fue creciendo, el Barcelona presionaba más arriba y dificultaba mucho el juego del Levante.

El equipo de Sergi Milá frecuentaba más el área rival, con ataques orquestados por Ilias, el futbolista cule que más peligro llevaba con el balón en los pies.

En el 36′ estuvo cerca del gol el Barcelona tras una gran conducción en carrera de Ilias, que filtró un gran pase a Ángel Alarcón y este no pudo batir a Pablo con su disparo.

Tres minutos después llegaría el primer tanto del partido. Gran recuperación del Barcelona que salieron como motos por banda izquierda. Alarcón dio una gran asistencia a Ilias para que este marcara el 0-1 en el 39′, un gol importante fuera de casa.

Con este resultado se llegaría al descanso en Buñol tras una primera parte disputada aunque con mayor peligro culé de cara a gol.

El tramo inicial de la segunda mitad fue de pocas ocasiones de gol, apenas hubo peligro en ambas áreas. El Barcelona se encontraba muy cómodo realizando posesiones largas para temporizar el juego. Al equipo de Adrián Esteve le costaba generar peligro frente a un conjunto blaugrana muy serio a nivel defensivo.

Los jugadores de Levante y Barcelona se disputan un balón en la primera mitad | Foto: Gerardo Luna

El Levante consiguió un gol clave

Ya pasada la hora de encuentro y tras un tramo en el que no ocurrió gran cosa, el Levante conseguía hacer el empate. Una gran jugada entre Arturo Giner y Álex Cerdá daba al conjunto granota el empate a uno, siendo Álex el autor del tanto.

Este gol ánimo mucho al equipo local, que se vino arriba generando peligro y muchas dudas en el equipo culé. Llegaba el tramo final y el encuentro estaba muy abierto, aunque las ocasiones se relucieron mucho debido a la igualdad y a unas defensas muy sólidas.

El cansancio físico se empezaba a notar y algunos jugadores tuvieron molestias musculares. Los cambios se iban sucediendo, los minutos pasaban y el resultado seguía siendo de empate a 1.

En los últimos 10 minutos la intensidad aumentó un poco y el Levante buscaba un gol que les diera una ventaja mínima para la vuelta. Las oportunidades claras no llegaron y finalmente el duelo finalizó con empate a 1 en el marcador.

Este empate favorece al FC Barcelona ya que el gol fuera de casa vale doble, por lo que un empate a 0 en la vuelta le valdría al conjunto blaugrana para estar en las semifinales de la Copa de Campeones.