Victoria del Deportivo Alavés en Ibaia ante el Santutxu. Dos equipos que luchan por un mismo objetivo, la Copa de Campeones y que necesitaban los puntos. Con este resultado los “babazorros” se quedan a 1 punto de los vizcaínos. Un gol de penalti y otro en los minutos finales permiten al Alavés reengancharse a la lucha por la 4º posición.

La primera mitad estuvo marcada por la intensidad alta y el fútbol directo del conjunto local. Muchas ocasiones para ambos equipos que normalmente llegaban de un error del rival. Los locales comenzaron apretando y Aratz Carmona tuvo una doble ocasión en el minuto 9. 10 minutos después, Izei Hernández remataba en la frontal un centro de Garcés y la zaga albiazul despejaba algo apurada. Las faltas de ambos equipos comenzaron a frenar los ataques y el ritmo bajó considerablemente.

El penalti que lo marcó todo

En el minuto 30, Hugo caía dentro del área del Santutxu y el árbitro señalaba penalti. Aunque las protestas visitantes fueron largas y fuertes, nada cambió la decisión del colegiado. El propio Hugo Martinez se encargó de marcarlo tirando a la izquierda del portero raso. Los de Breda llegaron al descanso algo apurados con los ataques del Santutxu, pero aguantaron y consiguieron llegar al descanso con el 1-0.

Ya en la segunda mitad, la idea del Alavés quedó muy clara, ralentizar el juego. Ibai Gómez introdujo cambios buscando más presencia en ataque. Unai Garcés tuvo una de las más claras de la segunda mitad con un disparo que rozó la escuadra. Lo intento el Santutxu con faltas laterales pero la estrategia no fue ejecutada correctamente y la zaga albiazul sacó todo.

El fin del asedio

Cuando el partido estaba para acabar, una falta lateral del alavés acabó con el 2-0. Alex López que había salido del banquillo, puso un centro medido a la cabeza de Yidne que acabó en el segundo local. Este gol mató la fe de los bilbaínos que vieron cómo se les escapa el partido.

Victoria del Deportivo Alavés en Ibaia que les permite redimirse de su derrota en la jornada pasada ante el Dux Logroño. Por su parte, el Santutxu deberá levantar cabeza y mejorar sus resultados fuera de Maiona.