El derbi asturiano por excelencia llegaba a la DH1 en la jornada 12. Real Sporting de Gijón y Real Oviedo se enfrentaban en las instalaciones deportivas de Mareo. Los locales, con la presión de saber que los de arriba no habían fallado; los visitantes, con el objetivo de seguir enganchados en la pelea por los puestos de Copa del Rey.

REAL SPORTING DE GIJÓN 3 – 2 REAL OVIEDO

El Oviedo golpeó primero

El encuentro inició con igualdad en el terreno de juego. Sin embargo, con el paso de los minutos, los de Isma Piñera lograron hacerse con el control del esférico. También fueron los locales los que comenzaron a gozar de las ocasiones más claras, pero no lograban materializarlas. Quien sí lo consiguió fue Sergio Neira. En el minuto 33, tras una buena jugada de Charbel por banda derecha, el balón llegaba a los pies del máximo artillero del Real Oviedo, que batía a Damián y ponía el 0-1 en el marcador.

Con el gol, los ovetenses se crecían y dos minutos después, Damián tenía que esforzarse para repeler un tiro de Estrada que pudo suponer el 0-2.

La segunda mitad decide el derbi asturiano

Tras el paso por vestuarios, el Sporting salió decidido a darle la vuelta al marcador. Los ovetenses intentaban sacar el balón jugado pero la presión de los de Isma Piñera no lo permitía. Gracias a esa presión, los locales conseguían robar rápido e hilar jugadas para colarse entre la defensa azulona. Fue en el minuto 55 cuando Marti ponía un balón envenenado que Pelayo rechazaba. El esférico se quedaba en el balcón del área pequeña y Ticiano, con el guardameta rival vencido, la colocaba en la escuadra para poner el empate en el marcador.

Solo 8 minutos después, el que iniciaba la jugada del primer gol, daba la vuelta al marcador. Marti entraba por banda derecha como un misil, controlaba el esférico y conseguía colarla por el primer palo.

El Oviedo buscó la reacción inmediata y, aunque la intensidad la ponían los dos conjuntos, los visitantes se volcaron con la vista puesta en el empate. Llegado ya el minuto 90, los de Paco Fernández sacaron una falta peligrosa al borde del área. Menéndez amagaba con tirar, la tocaba para Ares y éste se encargaba de hacer el 2-2.

Cuando parecía que el derbi se saldaría con empate, los rojiblancos aprovecharon el tiempo de descuento para evitarlo. Santi entraba por banda derecha y ponía el balón para Torrontegui, al que Piñera daba entrada en la segunda mitad, y éste, con confianza, colocaba el esférico en la esquina de la portería, para poner el 3-2 final y desatar la locura en Mareo.

Foto del Real Sporting de Gijón

De esta manera, el Real Oviedo que venía de golear al Marina Sport, se queda sexto con 18 puntos. En la jornada siguiente recibirá a la S. D. Compostela. Por su parte, el Sporting de Gijón, se lleva los tres puntos del derbi asturiano y se queda a un punto del Depor y a dos del Celta; el próximo fin de semana, visitará al C. D. Covadonga.

Foto de portada: Real Sporting de Gijón