La jornada 11 de la DH1 dio inicio con el encuentro entre el Real Oviedo y el Marina Sport. Los locales, llegaban sextos con 15 puntos y con el objetivo de no dejar escapar al Racing de Santander y al Bansander. Por su parte, los de Soto de la Marina, colocados en el 11º puesto con 11 puntos, se plantaron en Oviedo con la intención de alejarse de la zona de descenso.

REAL OVIEDO 5 – 0 MARINA SPORT

El Oviedo abrió la lata pronto

El conjunto de Paco Fernández salió al terreno de juego dispuesto a llevarse los tres puntos. En el minuto dos ya encarrilaban el objetivo. Marcos Lopes centraba el esférico desde la banda derecha y Sergio Neira lo empujaba hacia dentro de la portería de Álvaro.

El 1-0 tan tempranero supuso un mazazo para los de Álex López, que veían como el Oviedo no dejaba de crear peligro en busca del segundo. Gracias a la actuación de su portero, Álvaro Sobrado, los cántabros lograron aguantar el chaparrón inicial.

Marcos Lopes se convirtió en una auténtica pesadilla por banda derecha para la defensa del Marina Sport. De las botas de este mismo jugador y por ese costado llegaba, en el minuto 30, el segundo para los locales. Como en la acción del primer tanto, Lopes la puso y Sergio Neira apareció para cabecearla al fondo de la red.

Diez minutos después, el 22 del Oviedo volvió a hacer daño por el lateral derecho. Llegó desde atrás, recortó y disparó. El esférico, tras tocar en un defensa del Marina, acabó colándose para poner el tercero en el marcador.

El descanso llegó, para alivio del conjunto cántabro, pues la superioridad por parte de los locales estaba siendo colosal.

Los locales no sacaron el pie del acelerador

La segunda mitad siguió con el mismo guion de la primera. A pesar del resultado, el Oviedo no dejó respirar al Marina Sport. En el minuto 55, Marcelo intentaba recortar distancias tras un disparo de falta directa, pero Pelayo lo blocaba sin problema.

En el minuto 63, llegaba el cuarto del Oviedo, obra de Diego Menéndez, que cuajaba así un gran partido. El 19 recibía el balón en el balcón del área, disparaba y, tras una acción desafortunada de Álvaro, el tanto subía al marcador.

Ya en los instantes finales, Lamine, al que Paco dio minutos en la segunda parte, entraba como una bala por el costado izquierdo para hacer el primero en su cuenta particular. Se encontró en un mano a mano con el portero rival y, con una buena definición, hizo el quinto y último del partido.

Con esta victoria, el Real Oviedo suma 18 puntos y duerme como cuarto clasificado a falta de disputarse los partidos del Racing de Santander (ante el Celta de Vigo) y del Bansander (contra el Sporting de Gijón). Por su parte, el Marina Sport se mantiene 11º con 11 puntos.

De cara a la siguiente jornada, el Oviedo visitará al Real Sporting en un derbi que promete; el Marina Sport, recibe en Soto al CD Covadonga, rival al que le urge puntuar para salir de la zona baja de la clasificación.