Entramos en semana de derbi. Este domingo 29 de octubre la jornada 9 de la DH5 nos deja el enfrentamiento entre Atlético de Madrid y Real Madrid. Un enfrentamiento que, si ya de por sí tiene historia, en esta categoría juvenil la rivalidad se multiplica.

Semana de derbi: un enfrentamiento histórico

Enfrentamiento histórico

El enfrentamiento entre las dos grandes canteras de la DH5 lleva años cultivándose, y cada temporada uno de los dos conjuntos se acaba imponiendo. Hace dos temporadas, el Atlético de Madrid conquistó la competición liguera, y logró eliminar a su máximo rival en UEFA Youth League, con un partido para la historia en Valdebebas.

La pasada campaña, fue el Real Madrid quien arrasó en todas las competiciones nacionales, ganando el triplete, e imponiéndose en los enfrentamientos directos, con un 5-0 en liga incluido. A parte, los blancos eliminaron al Atlético de Madrid en cuartos de final de la Copa de Campeones frustrando las aspiraciones de los chicos de Fernando Torres de conseguir un título.

Este año, ambos equipos llegan con plantillas mucho más igualadas, aunque en un momento de la temporada que puede ser decisivo para la competición liguera.

Atlético de Madrid, todo o nada

Los chicos de Fernando Torres han iniciado la temporada con un juego algo irregular. Tras ganar los tres primeros encuentros de liga, y la primera jornada de UEFA Youth League a la Lazio en Italia, llegarían tres partidos complicados. Primero, empatando en Valladolid, para más tarde perder en casa frente a Getafe y Feyenoord. Después, ha logrado encadenar otras 4 victorias consecutivas, incluyendo la tercera jornada de competición europea, marcando 12 goles y encajando tan solo 2 (ambos en el primero de estos encuentros frente al Fuenlabrada).

En los partidos donde todo sale bien, es un equipo con mucha pegada y capaz de ganarle a cualquiera. Pero cuando las cosas se complican, se nota que no tiene una figura en el centro del campo como la de Pablo Barrios o Gismera de pasadas temporadas.

A pesar del buen trabajo de Darío Frey, a los rojiblancos les cuesta mantener la posesión cuando el rival se la disputa. El futbolista más destacado esta siendo su capitán Javi Alonso, aunque también podemos mencionar a Julio Díaz, lateral zurdo con mucha proyección en ataque, y a Rayane Belaid, un interior que también tiene mucha presencia en la zona de 3/4.

Imagen

Con esto, los rojiblancos son líderes en la DH5, con 19 puntos, empatados con el Rayo Vallecano. En UEFA Youth League, los colchoneros son segundos, tras ganar a la Lazio en la primera jornada, ver como el Feyenoord les remontaba en casa, e imponerse por 0-2 en su visita al Celtic el pasado miércoles.

Real Madrid: punto de inflexión

El Real Madrid llega a este gran derbi en un momento irregular en su temporada. Tras el éxito rotundo de la pasada campaña, los de Arbeloa comenzaban la temporada revalidando todos los títulos posibles a nivel nacional. Y no ha comenzado de la mejor manera. Con un equipo renovado tras el salto a los filiales de un grueso de su plantilla del año anterior, los blancos empataron sus dos primeros encuentros en División de Honor. Villanovense y Numancia lograron sacar dos empates ante ellos. Después, sufrieron un duro revés en forma de derrota frente al co-líder del grupo, el Rayo Vallecano. La otra derrota llegó en la jornada 7 frente al Unión Adarve, estando los blancos con uno menos casi todos el partido.

Con la Youth League, el Real Madrid carburó y comenzó a ganar sus partidos, siendo más reconocibles en el juego. Las actuaciones de Yusi, Jacobo o Iker Bravo le dieron consistencia a un Madrid que le costaba cerrar sus partidos. A parte, jugadores como De Llanos o Chema siguieron dando un paso adelante. Leganés, Sanse y Majadahonda han sido sometidos por los blancos en las últimas jornadas.

ImagenPara este derbi, el Madrid no contará con Fortea, Joan Martínez y Pol Durán por su compromiso internacional con la Sub-17. Arbeloa dispondrá de piezas determinantes y con nivel para competir el partido, que será un punto de inflexión en la temporada del equipo. Una victoria, a parte de lo emocional propio de un derbi, acercaría al Real Madrid al liderato y le daría confianza de cara al siguiente tramo de la temporada.

Con este pretexto, los dos gigantes de la capital disputarán este domingo un derbi madrileño que definirá los objetivos de ambos conjuntos en lo que resta de temporada.

Semana de derbi.