Gran debut el que ha tenido la Selección Española Sub-17 de Julen Guerrero en este Europeo de Israel. Pues los pupilos del ex del Athletic Club se han impuesto a una selección turca que, pese a no generar ocasiones de peligro, no le ha puesto las cosas fáciles al ataque español. Tres puntos vitales y la mente puesta en el duro encuentro frente a Bélgica del próximo viernes.

Turquía 0-2 España

Mucho dominio y pocas ocasiones

El encuentro comenzó bajo el guion esperado antes de que el arbitro señalase el inicio de la contienda. El combinado nacional, con Julen Guerrero dando instrucciones desde el banquillo, busco hacerse con el dominio del esférico desde el primer momento. En estos compases iniciales el combinado turco realizó una presión muy alta. Sin embargo, los futbolistas de la Sub-17 acertaron a sacar el balón jugado, obligando a los turcos a replegarse cada vez más.

Con el paso de los minutos los centrocampistas españoles empezaron a encontrarse, entre ellos, pero sobre todo generando buenas conexiones con ambos extremos. Con Gerard Hernández muy atento al robo entre líneas desde la posición de pivote, los Dani Pérez, Pol Fortuny, Miguel Carvalho y Dani Rodríguez empezaron a encontrarse. La calidad de estos, sumado con la movilidad de Iker Bravo en punta comenzó a generar superioridad en del ataque español.

Corría el minuto 21 cuando llegó la primera gran ocasión para la selección Sub-17. Fue Pol Fortuny, el canterano madridista, quien tuvo en sus botas la oportunidad de romper la igualada. Sin embargo, su disparo, a pase del bético Dani Pérez, se marchó ligeramente desviado.

Poco a poco el combinado nacional fue generando más y más peligro. Sin embargo, los disparos de Miguel Carvalho e Iker Bravo, respectivamente, se estrellaron contra la zaga turca. El rival de España intentó correr a la contra cada vez que robaban en su campo. Sin embargo, la zaga española se mantuvo firme para evitar cualquier acercamiento otomano.

Finalmente, y tras varios minutos sin generar peligro, llegó el tan ansiado gol. Pues en un robo en campo rival de Miguel Carvalho, el extremo perico encontró a Iker Bravo, que realizó una gran pared con Pol Fortuny para después filtrarle un gran balón a Dani Rodríguez. El extremo culé no dudo y batió al meta rival con un potente disparo desde dentro del área para colocar el 0-1 en el electrónico. Con este resultado nos fuimos al descanso, pero con la sensación de que la Sub-17 necesitaba finalizar jugadas y dar un pequeño paso adelante en la parcela ofensiva.

De más a menos en el segundo tiempo

La segunda mitad comenzó con un cambio importante en las filas del combinado nacional. Pues Miguel Carvalho dejó su sitio para dar entrada a Antonio Moreno. La intensidad de los pupilos de Julen Guerrero no bajó pese a que Turquía salió mejor plantado en el césped. Aún así, en el minuto 50 Iker Bravo tuvo la oportunidad de ampliar distancias, sin embargo, su disparo se marchó desviado por poco.

Este fallo no bajo la moral del atacante del Leverkusen que, tan solo dos minutos después, logró perforar la red rival con un auténtico golazo. Pues la Sub-17 tiró de pizarra y, en la salida de un córner, Dani Pérez puso un magnífico centro a un Iker Bravo que desde la frontal anotó con un gran disparo de volea. De esta forma, el combinado nacional ponía el 0-2 en el electrónico y encaminaba una victoria muy trabajada.

A partir de ahí la selección trató de generar peligro con el control del esférico siempre presente. Aún así, el seleccionador Sub-17 prefirió guardarse las espaldas y evitar el tanto otomano. La selección turca, pese a tener un resultado muy negativo, no se rindió, y trató de generar peligro en busca de un tanto que metiera presión al combinado español.

Fue en esas acciones ofensivas turcas donde se demostró el buen hacer de los zagueros españoles. Pues tanto Javier Boñar como Yarek se mostraron muy fiables y, tras la entrada de Simo en el terreno de juego, la zaga española fue aún más impenetrable. De hecho, el meta blaugrana «Nono» Gómez, apenas tuvo trabajo en un duelo en el que no tuvo que intervenir para evitar el tanto rival.

Poco a poco, el partido se fue apagando, con ambos equipos guardando fuerzas para próximos duelos. Tras el pitido final y con el resultado de 0-2 favorable al combinado nacional español, los pupilos de Julen Guerrero ya miran al próximo partido. Pues se enfrentaran el próximo viernes a las 15:30 a Bélgica en el que será el duelo más esperado de este grupo C. De este duelo se espera, a priori, que salga el primer clasificado del grupo.

Foto de portada: Twitter @SeFutbol