El UB Conquense atraviesa un buen momento de forma y está peleando al máximo por la permanencia. El conjunto de Iván Rubio lleva cuatro partidos consecutivos sin conocer la derrota, habiendo sumado 10 puntos de 12 posibles que les hacen seguir vivos en la lucha por la salvación. Son 13º con 31 puntos y están a solo dos del Inter San José, con un partido menos que los valencianos.

La primera de estas victorias llegó contra La Nucía por 2-1; posteriormente se llevaron el triunfo de manera cómoda ante el Unión Archena por 0-3 y, por último, vencieron al Cartagena FC en un partido con muchos goles por 3-2. El pasado fin de semana, el CF Talavera no les puso las cosas fáciles y acabaron empatando a uno en un encuentro con muchas choques y enfrentamientos.

Las claves de la buena dinámica: humildad y trabajo

El equipo es plenamente consciente de la situación en la que se encuentran, por lo que este último mes cada uno de los jugadores que forman la plantilla está dando su máximo, rindiendo bien y entrenando duramente siguiendo a rajatabla las instrucciones del míster.

Iván Rubio inculca a sus chicos que con humildad y trabajo todo es posible y los jugadores confían en dichas palabras. Además, el entrenador trata de quitar presión a los suyos en estos momentos tan cruciales, ya que todos son sabedores de que cada vez que el UB Conquense ha ascendido a División de Honor, ha acabado bajando al año siguiente.

Sus pupilos deben disfrutar de este año, aprender y seguir adquiriendo experiencia de cara al futuro. Iván tiene a todo el equipo muy motivado, ilusionado y con ganas de demostrar que son perfectamente capaces de mantener la categoría.

Asimismo, el míster no se casa con nadie y deja claro a la plantilla que todos son importantes y que cualquiera puede estar en el once inicial o en el banquillo de un día para otro. Un ejemplo de esto es David Ribas, no estaba contando con muchos minutos, pero que actualmente se ha ganado un puesto en el once titular a base de trabajo. De hecho, en este último tramo está siendo importantísimo, ya que en las pasadas jornadas ha metido tres goles y provocado dos penaltis.

Abróchense, que vienen curvas

Los buenos resultados cosechados últimamente han supuesto muy buenas noticias para el UB Conquense, pero se le avecina un calendario de lo más complicado. El próximo fin de semana tendrán un importantísimo choque ante el Elche CF, equipo que se encuentra a mitad de tabla, pero a tan solo cinco puntos de la zona de descenso y con un partido más que el UB Conquense.

Una vez superado este partido, tendrán que plantar cara a varios equipos de la zona alta de manera consecutiva. Tras su encuentro contra los ilicitanos, se vendrán curvas en los partidos ante el Villarreal CF, Levante UD, UD Alzira, Alboraya UD y Atlético Madrileño.

A pesar de esto, el equipo tiene confianza plena en su fortín, el C.D.M Obispo Laplana. Su estadio es de esos que siempre aprieta al máximo, más ahora que están en la cuerda floja, por lo que ser locales jugará un papel fundamental en los choques ante el Elche, Levante y Alboraya. La dificultad no les importa, ya que pelearán a muerte para rascar puntos ante cualquier rival y lograr el objetivo de la salvación.