La selección sub-18 gana (0-4) a una Suiza que intentó por momento imponer su fútbol pero se vio superada. Santos, Assane, Rachad y Peio, que culminó la goleada, fueron los anotadores en Solothurn. Destacar las actuaciones de Kevin Sánchez en ese extremo diestro y del capitán, Boñar, el líder de la zaga.

 

Primera parte: España dominadora y efectiva

La sub-18, dirigida por Santi Denia, viajaba a Suiza a medir su nivel contra una buena selección. Los nuestros salieron con un equipo de garantías e imponiendo su idea de juego en Solothurn. Desde Boñar y Cortés, los centrales, España dominó a los suizos y les hizo obligarse a replegar si no querían regalar espacios. En una de esas posesiones donde los locales no bascularon bien, el balón a la espalda lo aprovechó Kevin Sánchez para poner un pase de la muerte que Álvaro Santos mandó al fondo de la red en el 17. Conexión gallega para adelantar a España.

A partir de ahí, España siguió manteniendo su ritmo no sin conceder algunas pérdidas de balón que los suizos aprovecharon para transitar y generar varias ocasiones, sin mucho peligro tampoco. Sus carrileros no hicieron demasiado daño, pero el bloque de Borenovic se plantó más arriba, incomodando la circulación de España en algunos momentos. La otra gran ocasión de nuestra selección fue idéntico al gol. Otro balón a la espalda del lateral, aprovechado por Kevin que puso un centro plácido para Assane, que esta vez no la metió.

Con buenas sensaciones se iban los de Denia al descanso, sintiéndose superiores a una selección suiza que no pudo aprovechar a sus jugadores desequilibrantes arriba.

Segunda parte: España golea

España salió a la segunda parte algo más relajado que en la primera, quizás debido a sentirse superiores a Suiza en la primera parte. Los suizos dieron un paso adelante e intentaron demostrar su nivel. Pese a ello, España no le perdió la cara al partido tampoco y espabiló pronto.

En el minuto 50, Assane, que puso en muchos problemas la zaga local en la segunda parte, aprovechó la lentitud del portero a la hora de despejar y marcó el 0-2. Presión perfecta y gol del delantero bético. Después del gol, los de Denia empezaron a poner en problemas a su rival, tanto en ataques en estático como en transiciones cuando Suiza adelantaba sus líneas. Kevin tuvo otra delante del portero, que no pudo finalizar, y Youssef dispusó de otra doble ocasión para hacer más sangre. Ninguna entró.

Rachad marcó el tercero tras aprovechar su propio rechace y Peio Canales culminó la goleada con un golazo. Control, recorte y definición con la zurda desde el borde del área. 0-4, goleada y buenas sensaciones para la sub-18.