Poco menos de un mes es el tiempo que queda para ver rodar el balón tras el pitido que inaugure la primera jornada de liga para la categoría juvenil División de Honor. Sin duda, todos ansiamos que llegue esa fecha, pero además del público y periodistas, los propios jugadores y entrenadores. En el caso de estos últimos, los entrenadores, muchos equipos estrenan míster esta temporada, y hay unos cuantos nombres que solo de oírlos se nos viene a la cabeza su papel como jugador.

Julio Baptista, la cara más conocida y destacada del mundo futbolístico español. Su etapa en equipos como el Real Madrid o Málaga, hicieron del jugador una gran estrella. A día de hoy, se encuentra como técnico del Real Valladolid, con muchas ganas de estrenarse como la persona que dirija y no como la que es dirigida. De este modo, el club blanquivioleta ha sido el afortunado en hacerse con los mandos de Baptista para gestionar al equipo en su primera temporada como míster oficial. El reto para el brasileño no va a ser fácil, ya que la última campaña, los pucelanos se hicieron con el tercer puesto del grupo 5, algo digno de admirar.

A su vez, el derbi de la Comunidad Valenciana por excelencia tendrá caras conocidas también. El Valencia será dirigido por el ex–mediocampista Miguel Ángel Angulo. Este, cogió las riendas del equipo en 2019 tras la marcha de Mista al Rayo Vallecano, y esta temporada será por tanto la segunda con el club. Una muy buena cuarta posición fue el éxito logrado la última campaña por parte de Angulo, por lo que este año, espera dar más guerra en el grupo 7 de la categoría. Allí también veremos a otro de los entrenadores ex futbolistas como Pere Martí en el Villarreal. Esta temporada ha dado un salto de gigante, ya que ha pasado de dirigir del juvenil “C” al primer equipo juvenil, demostrando así el rendimiento cosechado y lo que podrá conseguir a lo largo de esta temporada. De este modo, espera llevarse el título liguero al igual que la pasada campaña, arrasando el grupo 7, consiguiendo 61 puntos, 2 menos que su perseguidor el Levante UD para ganar el trofeo.

Centrándonos en la liga catalana, encontramos a Luís García. El ex–delantero del RCD Espanyol asumió el cargo de entrenador del CF Damm en junio de 2019, y esta temporada continuará dirigiendo al equipo de Barcelona. La pasada campaña logró un buen séptimo puesto, por lo que además de mostrar su calidad como jugador, el delantero sabe asumir los mandos de un equipo desde el banquillo. A su vez, fue el tercer equipo que más goles metió, por lo que su juego se caracteriza con un ataque continuo que pone en apuros al rival.

Por último, pero no menos importante, el Rayo Vallecano acoge en su juvenil “A” a Iván Amaya, el ex–defensa franjirrojo que pasó por multitud de equipos españoles de gran caché, ha dado el salto de categoría y espera enfrentarse al reto de mejorar su puesto en la clasificación con respecto al año pasado. El equipo consiguió un muy buen cuarto puesto, por debajo de Real Madrid, Atlético de Madrid y Real Valladolid, por lo que no será sencillo mejorarlo.

Foto: Real Valladolid