Casi parece que la Federación Española lo ha hecho a propósito. Este fin de semana es la jornada que más afectará al liderato de los distintos grupos de la División de Honor. En el grupo 7 es el líder el que se enfrenta al equipo más en forma y segundo clasificado. Recibe el Valencia al Atlético Madrileño con una diferencia de tan solo dos puntos en la clasificación. Quizá de los tres equipos entre los que parece que va a estar el título los madrileños son los que menos ruido están haciendo. Sin tantas goleadas como las que han llevado a cabo Valencia y Villarreal y llevando a cabo su modelo de juego el Atlético Madrileño tiene la oportunidad este fin de semana de liderar el Grupo 7 en solitario.

Ocho victorias consecutivas le convierten en el equipo más en forma del grupo

Las cuatro primeras jornadas el equipo no terminaba de arrancar. Tras empezar goleando al Inter San José, el primer golpe de realidad para los rojiblancos vino la jornada de después. Un rival directo, el Villarreal, goleaba a los madrileños con un 4-0 a favor de los groguets. La División de Honor es una categoría que no da margen de tiempo y rápido se recompusieron ganando al Castellón por 4-1. De nuevo fuera de casa, se dejaron puntos tras no pasar del empate ante el Alzira.

A partir de entonces, el Atlético Madrileño no ha vuelto a perder ni un solo punto. Hércules, Real Murcia, CD Roda, CD Toledo, Albacete, Elche, Alboraya y UCAM Murcia han sido derrotados por el equipo que actualmente ostenta la mejor racha del grupo 7. Ningún otro acumula más puntos en las ultimas nueve jornadas. Tal dinámica ha llevado al equipo a estar matemáticamente clasificado para Copa del Rey a falta de tres jornadas para cerrar la primera vuelta.

Lo más efectivo que le está resultando al Atlético Madrileño es la defensa de su portería. En las últimas cinco jornadas ha encajado un solo gol con Luis Miguel Morales bajo palos, lo que ha valido al meta a convertirse en uno de los mejores jugadores de la DH7. Los rojiblancos están haciendo de mantener la portería a cero su mejor baza para competir. En transiciones ofensivas es un equipo muy peligroso y muy vertical que, en pocos toques hace un contraataque letal.

Sólo con jugadores en primer y segundo año de juvenil

Cabe mencionar la función del Atlético Madrileño como segundo equipo juvenil del Atlético de Madrid. El club colchonero no puede contar con dos equipos juveniles en el mismo grupo 5 de División de Honor. Es por ello por lo que el Atlético Madrileño es el único equipo de la capital que compite en el grupo 7. Supone un puente para el Juvenil A del Atlético y la primera toma de contacto con la máxima categoría del fútbol juvenil. Futbolistas como Adrián Niño tuvieron su primera estancia en el Atlético Madrileño antes de despuntar en el juvenil de Fernando Torres.

Esta temporada la plantilla está formada por jugadores del 2005 y 2006, de 17 y 16 años. El equipo está compitiendo la liga contra plantillas que tienen en su mayoría futbolistas de un año más. Hay varios nombres que están despuntando en el Atlético Madrileño. Al ya mencionado Luis Miguel Morales, se le suma la labor de defensiva de centrales como Mati, único miembro de la plantilla nacido en 2004. El defensa croata ha sido el jugador de la zaga más utilizado por Ángel Donato en sus onces.

En la parcela ofensiva también destacan nombres como el de Omar Janneh, delantero que ha entrado en las últimas convocatorias de Julen Guerrero con la sub-17. A pesar de su buen inicio de temporada, este mes de noviembre no ha conseguido anotar siendo otros jugadores los que han hecho de goleadores del equipo. Adnane Bensaad es un extremo muy habilidoso con el balón. Cada vez que recibe el esférico hace de este una parte más de su cuerpo. Tras venir del Real Murcia, esta temporada ha anotado ya seis goles en lo que va de campeonato. Misma cifra que Rayane Belaid, el ‘7’ rojiblanco está siendo uno de los grandes argumentos del Atlético. Como también lo están siendo Jorge Castellanos y Javier Alonso, los dos grandes protagonistas de las últimas jornadas en el equipo rojiblanco. Este último ha entrado en los planes de Pablo Amo con la sub-18 evidenciando el buen hacer del centrocampista con su club.