Victoria por la mínima del Athletic Club en Lezama ante el Dux Logroño en la jornada 13 del DH2. El partido se les complicó con el gol de Ivan Hernando en el minuto 30 pero con empuje y dominio en la posesión consiguieron darle la vuelta y poner el 2-1 definitivo. Con esta victoria el Athletic sigue con su buena racha y ya son 4 victorias consecutivas. Por su parte los riojanos siguen en descenso y aunque han competido ante un gran equipo, necesitan puntuar para poder salir.

Sorpresa en la primera mitad

La primera mitad comenzó con dominio absoluto por parte de los locales que tenían en el balón y llegaban al área rival con facilidad. Aitor Torrico, Aimar Oliveros y Elijah Gift gozaron de 3 buenas ocasiones de gol para adelantarse pero el balón no quiso entrar. La primera se fue desviada por un defensa y las otras dos fueron buenas intervenciones del guardameta riojano Kingdom.

Cuando más apretaba el Athletic y más encima estaba de su rival llegó el primero de los visitantes. Casi sin haber pasado el medio campo hasta el minuto 30, un resbalón del centrar rojiblanco permitió a Ivan Hernando quedarse mano a mano contra el portero. El delantero riojano y pichichi del equipo sorteo a Ariznabarreta y empujó el balón para delirio de la afición riojana. Los de Jon Solaun siguieron dominando y teniendo ocasiones, pero los tiros iban fuera o eran bloqueados por la defensa vinotinto. Hasta el minuto 40’ cuando Marcos Goñi gracias a un pase magistral de Adrián Perez batía a Kingdom. El primer tiempo acabó con un Athletic volcado en ataque y los logroñeses hundidos en su área.

Dominio y remontada

Ya en la segunda mitad el Athletic adelantó líneas y comenzó a sacar balones a las bandas buscando centros laterales que arrinconasen a sus rivales. El Dux protegía el resultado ya que su situación en la clasificación no es la mejor y un punto en Lezama es un gran resultado. Solaun introdujo cambios y entraron Quevedo y Soravilla. El Athletic dominaba pero en este segundo tiempo las ocasiones no eran tan claras y el marcador seguían corriendo.

Cuando los riojanos se frotaban las manos, aparecía de nuevo Adrián Pérez. El capitán rojiblanco filtró un pase perfecto entre 5 rivales y dejó a Ugaitz Quevedo solo, batiendo a la perfección al portero del Dux. El final del partido tuvo mucha intriga gracias al empuje final de los logroñeses que tuvieron dos acciones a balón parado para poder llevarse el punto ansiado, pero no llegó y los leones suman otra victoria más.

4 victorias consecutivas para los de Jon Solaun que con esta victoria empata a puntos al Antiguoko. La buena dinámica y el buen juego de los leones les acerca a los primeros puestos y cada vez les asegura más los puestos de Copa. El Dux Logroño se juega la semana que viene en el derbi de Logroño ante la UD Logroñés un partido clave en sus aspiraciones de permanencia.