El Real Betis Balompié coge velocidad de crucero tras enfrentarse al 26 de Febrero en la jornada 15 de la DH4, a la que llegaban objetivos totalmente diferentes en la clasificación pero con otro en común: buscar la victoria.

El Betis, tras ganar por la mínima al Tomares, buscaba una buena victoria ante un rival de la zona baja de la tabla. Por contra, el 26 de Febrero necesitaba los puntos para seguir en la pugna por la permanencia y de paso poder atacar a un equipo de la zona alta y seguir la
racha ganadora.

La muralla del 26

En la primera parte se dio el asedio del Betis a la portería del 26 de Febrero, ocasión tras
ocasión y el Betis no podía perforar la dura defensa del 26. Varios centros al área e
internadas de los delanteros que acababan con el balón en las manos del portero. Mientras
el 26 no lograba cerrar ninguna contra con claridad y preferían cerrarse en la defensa a la
espera de algún ataque feroz.

El Betis no perdona

Tras una primera parte de claroscuros, el Betis se ponía las pilas en ataque, tras varias
acciones peligrosas, Jesús Rodríguez lograba abrir el marcador en el 67’ con una gran
jugada combinada, tras más intentonas del Betis, en una jugada aislada en el 84’ el
cancerbero del Betis provocaba un penalti para el 26 de Febrero, el cual acabaría en una
gran estirada y parada del gran portero del Betis, hasta que en el 86’ sentenció Pablo
García con un gol de rebote dentro del área, el cual aportaba esa tranquilidad al Betis.

Tras la victoria tan sufrida del Betis, buscará los puntos a domicilio contra el Séneca CF, con
el objetivo de seguir apretando al Sevilla por el liderato. Por contra, el 26 de Febrero tras
esta derrota pero con una demostración de una sólida defensa buscará seguir a la alta
contra el Marbella en casa.