El CD Toledo forma ya matemáticamente parte de División de Honor. Los manchegos sellaron en su última jornada este ascenso tras ganar al Torrijos por dos goles. Por ello, desde Juvenil División de Honor hemos realizado este artículo para repasar la trayectoria de esta plantilla. Analizamos así desde su inicio de temporada hasta llegar a estas alturas de la competición donde han alcanzado la gloria.

La temporada de los toledanos ha estado marcada por la regularidad, pero al inicio de la temporada les costó algo arrancar. En las primeras tres jornadas, el equipo no logró la victoria y únicamente pudo cosechar empates en estos tres partidos. La primera victoria se hizo de rogar hasta la jornada cuatro frente al Valdepeñas a domicilio, pero de este modo abrieron un camino importante para todos los triunfos que llegaron después. 

En octubre empezaron con buen pie ganando en casa frente al Puertollano en un partido repleto de goles, y la semana siguiente empataron contra el Azuqueca, pero volvieron a conseguir la victoria en la jornada 7 en el derbi frente al Talavera, donde se impusieron por tres goles en casa. A pesar de ello, después de este gran resultado llegaría su primera derrota. Fue contra el Miguelturra en la jornada 8. Sin embargo, esta derrota sería un gran aprendizaje para los toledanos, que en vez de venirse abajo, no volvieron a perder hasta la jornada 21. A estas alturas de la temporada los manchegos ya estaban como primeros de grupo, seguidos de cerca del Torrijos, que ha sido su principal competidor durante toda la temporada.

Desde finales de octubre fueron imparables

En estos compases de la competición fue cuando consiguieron la principal racha que les ha llevado a estar donde están hoy en día. En el intervalo entre estas dos primeras derrotas, los manchegos ganaron doce partidos y empataron uno contra el Goalsoccer. De este modo, estaban reflejando exactamente el nivel que se esperaba de ellos, y empezaron a ser un verdadero problema para sus rivales de este grupo 15. A partir de su segunda derrota, volvieron a establecer una buena dinámica, contando por victorias todos sus encuentros hasta la jornada 26 contra el Mora a domicilio, donde perdieron por la mínima. A partir de ahí, la jornada siguiente empataron contra el Atlético Tomelloso y de nuevo enlazaron cinco victorias para llegar hasta el punto actual. 

El último partido contra el Torrijos, segundo clasificado, fue clave. Y es que si hubieran ganado sus rivales, se habrían puesto a un solo punto por debajo. Aún así, supieron sobreponerse a la presión y se adelantaron en el 45´ con un gol de Juancho. El tanto de la tranquilidad lo logró Juárez en el 57´y a pesar de que el Torrijos pudo recortar distancias, su portero Mario detuvo un penalti en el 66´.

Liu, pichichi del CD Toledo

Uno de los factores clave para que el Toledo lograra este ascenso ha sido la gran cantidad de goles que han conseguido, con un total de 83 tantos a favor. Una pieza clave ha sido claramente Liu. El artillero del CD Toledo ha logrado anotar 23 dianas en 30 encuentros. Muchos de los goles del delantero del equipo manchego se han visto transformados en puntos para su equipo, por ello es necesario recalcar su papel.

De este modo, a los manchegos les han sobrado dos jornadas para hacerse matemáticamente con el título liguero. Este ha sido el resultado final de una campaña llena de esfuerzo por parte de sus jugadores y cuerpo técnico. Por ello, el año que viene podrán disfrutar de la mejor liga que hay en su categoría a nivel nacional.

¡ENHORABUENA A TODA LA PLANTILLA Y CUERPO TÉCNICO DEL JUVENIL DEL CD TOLEDO!. Disfrutar de este más que merecido ascenso a la DH7.