Partidazo de la jornada 10 del DH2 entre el Santutxu y la Cultural de Durango. Los visitantes llegaban como colistas y han peleado hasta el final para llevarse 1 punto. Los de Ibai Gómez han dominado hasta los minutos finales, pero el balón parado en contra les ha pasado factura. Un punto que sabe a poco para ambos y que no permite a los de Karlos Barrutia acercarse a la permanencia.

Dominio del Santutxu

La primera mitad fue de dominio total por parte de los locales. Una salida de balón limpia desde su portero que se ha visto reflejado en largas posesiones de balón. La primera ocasión ha llegado en el minuto 7 y Asier Garcés aprovechó el despiste de la zaga rival para cruzar una volea y anotar el primero. «La cultu» intentaba jugar a la espalda de los defensas del Santutxu, pero los balones no fueron precisos. La primera mitad acabó con el control de los locales que tuvieron alguna ocasión más.

La segunda parte comenzó de forma muy similar a la primera. Los de Ibai Gómez dominaban el balón y la posesión era suya. Gracias al empuje, en el minuto 67 tras una falta lateral llegó el segundo. Arkaitz López que salía del banquillo, empujaba el balón tras la falta que centró Izei Hernández y ponía el segundo en el marcador. Duro golpe para los de Karlos Barrutia que veían como se les escapaba otro partido.

Insistir hasta el empate

Perdiendo 2-0, siendo colistas y con solo 20 minutos, cualquier equipo hubiese dejado de luchar pero «la cultu» es diferente. En el minuto 70 después de una falta lateral que centró Jakes Sarabia, el capitán Julen García cabeceaba y anotaba el 2-1. El Santutxu empezó a golpear ante el empuje de los visitantes y dejó de tener el control. Cuando parecía que acababa el partido, en el minuto 89, Mikel Sagastizabal saltaba más que nadie en un córner y batía a Unai Bravo. 

Punto que sabe a poco para ambos equipos, sobre todo a la Cultural de Durango que sigue colista con 3 puntos. Los de Ibai Gómez visitan la semana que viene Sarriena para enfrentarse al Leioa. Los de Durango reciben en Tabira al Eibar en un partido crucial para poder salir de la última posición.