El Real Oviedo está en la lucha por el campeonato de la División de Honor del grupo 1. Oviedo no se rinde. El equipo dirigido por Francisco Fernández Gómez se encuentra, tras 11 jornadas disputadas, en la segunda posición solo por detrás del intratable Celta de Vigo. El equipo asturiano lleva ocho victorias, dos empates y una derrota, lo que hacen un total de 26 puntos para colocarse a un punto del liderato.

El Real Oviedo viene de una temporada en la que el equipo se quedó muy lejos de la primera posición. La temporada pasado los asturianos se quedaron a 20 puntos del campeón, que casualmente es el equipo con el que ahora están peleando por el primer puesto, el Celta de Vigo. Finalizaron la temporada en cuarta posición por detrás de Celta, Deportivo de la Coruña y su máximo rival, el Real Sporting. El equipo contó con Sergio Neira, segundo máximo goleador del grupo en la temporada 2022-2023, pero sus 14 goles no fueron suficientes para quedar más arriba.

Esta temporada las cosas están yendo hasta el momento de una manera que hace creer en que se puede mejorar el resultado del año pasado y luchar por el campeonato del grupo 1. La temporada empezó en casa ante el Covadonga. La cosa empezaba de la mejor manera posible, victoria en casa por 3-1 y Jaime Coballes marcaba su doblete para iniciar así su curso goleador.

Victorias con épica

El equipo volvía a ganar en la segunda jornada esta vez en casa del Bansander, pero con remontadas y muchos goles en el partido. El partido acabó 3-4 para los asturianos, pero los cántabros no lo pusieron nada fácil. El Bansander logró igualar el partido hasta en dos ocasiones e incluso se puso por delante en el marcador con 3-2 en el minuto 44. El Real Oviedo tenía toda la segunda parte para darle la vuelta a la situación y finalmente dos goles en la segunda parte dieron la segunda victoria en dos partidos para los de Oviedo. Como ha quedado claro, Oviedo no se rinde.

Los partidos se sucedían con victorias. La tercera jornada vencieron al Atlético Perines por goleada (5-0). Después vendría la victoria agónica ante el Arosa por 1-2, donde el Real Oviedo tuvo que remontar y acabó ganando con gol de Cheli Pereda en el 90 para llevarse los tres puntos. Después vendría el 4-2 ante el Lugo para continuar la temporada contándola toda por victorias.

Primer traspiés

Tras los primeros cinco primeros partidos, llegó la hora de visitar al CD Choco, un recién ascendido que está siendo la revelación en el grupo 1. Y como equipo sorpresa llegó la primera derrota del Oviedo ante el Choco. Un solitario gol de Fernando Iglesias en el 54 le endosó la primera derrota de la temporada al Real Oviedo.

Tras la derrota ante el CD Choco llegó otra de esas victorias con épica que se han caracterizado en esta temporada en el Real Oviedo. Al equipo le tocaba visitar al SD Revilla, un equipo de la parte baja de la tabla. Los equipos de la parte baja ya han demostrado a los grandes que no lo van a tener nada fácil para vencer. La segunda parte empezó con un rápido 0-2 para el Oviedo para encarrilar el partido. En apenas tres minutos se acabó la alegría del Oviedo porque el Revilla igualó los dos goles marcando en el 58 y el 61. Le tocaba luchar a los asturianos para llevarse los tres puntos del campo del Revilla. En el minuto 90 llegó el salvador Marcos Lopes para marcar el 2-3 y salvar los tres puntos.

La agonía de Revilla no hizo que el equipo empezara a sumar otra vez de tres en tres. La siguiente jornada llegaría otro traspiés inesperado, esta vez ante el Val Miñor. El equipo empataba a dos en casa ante el Val Miñor. El equipo tuvo que igualar el partido hasta en dos ocasiones para llevarse al menos un punto ante un equipo que está en la zona baja de la tabla. Su delantero estaba con la pólvora mojada y los goles no llegaban.

Volver a la lucha

La victoria ante el Veriña CF fuera de casa revitalizaba la idea y hacía que el equipo volviera arriba tras algunos partidos dubitativos. La victoria fue por 0-2 y esta victoria provocaba que se pusieran segundos aprovechando el aplazamiento del partido del Compostela para meter presión y ponerse delante. El siguiente duelo sería ante la SD Compostela en la lucha por la segunda plaza. Este partido era clave para el Oviedo. El equipo asturiano sacó una jornada 10 redonda. La victoria por 2-0 con autoridad ante el Compostela con la vuelta al gol de Jaime Coballes tras cuatro partidos sin ver puerta y venciendo en el duelo directo. Por si no fuera poco, el Celta de Vigo pinchaba en casa del CD Choco, aquel equipo recién ascendido que había endosado al Oviedo su única derrota.

Oviedo no se rinde

Duelo por el liderato

El victoria del Oviedo frente al Compostela sumado al pinchazo del Celta en casa del CD Choco dejaba todo en una diferencia de un puntos. La jornada 11 los enfrentaba y el duelo por el liderato estaba servido. El partido finalizó empate a uno y dejando todo igual entre ambos. La distancia se mantiene a un punto y ambos siguen primero y segundo.

Las estadísticas hablan por sí solas

El equipo está entre los máximos goleadores del grupo con 28 goles, de los que 8 son de Jaime Coballes. El delantero de 17 años está haciendo una magnífica temporada y ocupa la segunda plaza en la clasificación de goleadores. En la otra faceta del juego, la defensiva, las cosas tienen que mejorar. El equipo ha recibido 13 goles y no se encuentra ni entre los cinco mejores en este aspecto. Las victorias con épica de las que hablábamos antes es lo que tiene. El equipo solo ha dejado la portería a cero en tres ocasiones esta temporada (Atlético Perines, Veriña FC y SD Compostela). El equipo debe mejorar en este aspecto para seguir arriba. Si mejora en este aspecto sumado a su gran capacidad en la parte delantera, nos ofrecerán una lucha encarnizada por el campeonato del grupo 1. Oviedo no se rinde.

El Racing espera

El Real Oviedo recibe en la jornada 12 a un Racing que llega en un espectacular estado de forma y medirán fuerzas el Sábado a las 15.45 en Asturias. El Oviedo llega a este partido en segunda posición con 26 puntos y con tan solo una derrota, mientras que el Racing llega con tres victorias seguidas y 24 puntos. El partido es crucial por la segunda posición.

Este partido puede afectar a la cabeza de la clasificación, ya que el Celta de Vigo podría salir beneficiado dependiendo del resultado. Un empate entre ambos sumado a una victoria de los vigueses podría alejar tanto a Oviedo como a Racing de la lucha por el primer puesto.