El español abandonó su país natal a principios de año para emprender una nueva aventura. El Rayo Vallecano, su club donde dio el máximo como entrenador del juvenil “A” fue el último en el que estuvo. Tal fue su éxito en el mismo, que el Atlético Ottawa decidió confiar en Mista para dirigir a los suyos. Así, el ex jugador del Valencia entre otros dejó España para dirigirse a Canadá, donde le esperaba un fútbol diferente.

Tras Valencia y Rayo Vallecano, Mista decidió mudarse a Canadá para dirigir al Atlético Ottawa. Es un país que el murciano conoce bien, ya que se retiró en el año 2011 en el Toronto FC, un equipo canadiense. Con este último logró añadir a su palmarés la Liga de Canadá, por lo que es probable que este sea otro de sus objetivos como entrenador.

Una oferta que llegó por sorpresa para todos, como para el ex delantero. El Rayo Vallecano, el equipo donde entrenaba en febrero se llevó la noticia de sopetón. De este modo, los franjirrojos decidieron poner al frente del juvenil “A” a alguien que conocía perfectamente al equipo y que seguía la línea de Mista. Iván Amaya fue el elegido, consiguiendo estar en los banquillos vallecanos cinco partidos. La buena impresión que causó en el club le hizo continuar al mando del equipo, y a día de hoy podemos seguir viéndole entrenar al juvenil. Lamentablemente no está teniendo buena suerte, ya que se encuentra el último clasificado del grupo 5 de juvenil División de Honor sin haber logrado ninguna victoria.

Actualmente, el equipo no va todo lo bien como Mista querría, ya que se encuentra el séptimo clasificado, de la liga existente de ocho equipos. A simple vista parece que sean malos resultados, pero en tan solo siete partidos ha conseguido ocho puntos. Tan solo cinco les separa del Cavalry FC, el actual líder. Este, fue vencido por dos a cero por los de Mista en los últimos partidos, por lo que es una liga en la que puede suceder cualquier cosa. Sin embargo, la última jornada perdió por dos goles a cero.

La plantilla del Atlético Ottawa es muy extensa, teniendo a todos los jugadores de una calidad semejante. El único que despunta más que el resto es Milovan Kapor, defensa central serbio que es una garantía para el equipo. A su vez, en la delantera podemos encontrar al turco Ben Fisk, un rápido extremo izquierdo, que además es el capitán del equipo. Por último, Mista puede contar con otro hispanohablante en la delantera de gran calidad como es Francisco Acuña, siendo extremo de la banda contraria al turco mencionado. Así, con una plantilla basada en el juego por las bandas compuesta por cuatro defensas, tres mediocentros y tres delanteros, Mista quiere goles.

Así, es un hecho que esta liga canadiense es algo irregular, donde cualquiera puede ganar un partido. Sin duda el juego que emplea Mista es muy atacante, emplea mucha intensidad en los suyos y sale valiente a cada partido. De este modo, a no tener ningún jugador de calidad máxima los partidos se pueden volver algo locos y no como realmente espera el entrenador. Hasta el momento, el murciano no ha conseguido todo lo que le gustaría, pero con esfuerzo y lucha es probable que veamos al equipo en la zona alta de la tabla.

Foto: Rayo Vallecano