Este fin de semana ha vuelto el fútbol con la jornada 1 en la DH3. Tras el fin de la temporada pasada y el parón respectivo durante el verano, por fin podemos disfrutar del espectáculo en este maravilloso grupo tres de la División de Honor. Como ya comentamos en la previa, este año tendremos caras nuevas. Hay cuatro equipos que ascendieron el año pasado y que este año ya han podido disputar sus primeros minutos en la mejor categoría nacional de fútbol juvenil. Además deberán emplearse al máximo porque los equipos grandes empiezan con buen pie.

Ninguna sorpresa reseñable

Por el momento podríamos decir que todo sigue igual por arriba. El año pasado el FC Barcelona ganó la liga y le siguió el Espanyol y la Damm en ese orden. En esta jornada estos tres equipos han vencido sus respectivos partidos y han vuelto a mostrar una buena imagen. El Barcelona jugó el sábado y se impuso por 2-3 frente al CE Europa a domicilio. El equipo dirigido por Óscar López ha tenido que hacer una reestructuración bastante importante dentro de la plantilla y es que 14 de los jugadores que disponían en el año pasado han pasado a formar parte del Barca Atletic. Aún así, se han reforzado bien en el mercado, y los jugadores provenientes del B tienen mucha proyección. Además, el partido sirvió para ver un muy buen gol por parte de Jan Molina para poner el 1-3.

El Damm por su parte ganó por la mínima al Sabadell por 1-2. Ambos goles llegaron de penalti y fueron convertidos por Adrián Mora. Por su parte el Espnayol consiguió el resultado más abultado entre estos tres. Su partido en este caso fue en casa, y vencieron por 4-1 al Gimnástic de Tarragona. Rivarés consiguió un doblete y Fornell y Barquero anotaron un tanto cada uno. De esta forma, podemos observar que los grandes empiezan con buen pie.

Representación balear

En cuanto a los equipos procedentes de Mallorca, el Constancia, recién ascendido, no pudo hacer frente al Cornellá. Los catalanes volvieron a demostrar un buen nivel tal y como reflejaron la campaña pasada, y endosaron cinco goles a los mallorquines. Hay que tener en cuenta que los baleares son inexpertos en esta categoría, y todavía deberán adaptarse, pero no cabe duda de que cuentan con un gran potencial si explotan sus virtudes futbolísticas.

El San Francisco por su parte consiguió un valioso empate sin goles contra el Zaragoza, que jugaba como visitante. Los locales consiguieron la permanencia en la última jornada la pasada campaña, pero en muchos tramos de la liga su situación fue bastante complicada. Aún así, se aferraron a la salvación y lo consiguieron. También habría que recalcar lo que pasó en el partido entre el Mallorca y el Girona, y es que no pudo terminar y será aplazado. Como ya hemos podido ver, la meteorología en estos últimos años en España está siendo un poco impredecible y están sucediendo acontecimientos ciertamente extremos.

De este modo, en Girona hubo una tormenta de granizo este fin de semana y esto provocó que no se pudieran jugar más de 42 minutos por cuidar la integridad física de los jugadores y espectadores. Llegaron a caer bolas de granizo de hasta 10 centímetros de grosor, y alcanzaron velocidades de hasta 200 km por hora o más según los expertos. Afortunadamente no ocurrió ningún problema a raíz de este hecho y veremos cuándo se podrá disputar el tiempo reglamentario restante de este partido perteneciente a la jornada 1 de la DH3.

Tres de los ascendidos comienzan puntuando

Los últimos partidos que se disputaron en la tarde del domingo fueron el Grama contra el Badalona y el Ebro frente al Huesca. Ambos partidos quedaron en tablas. El resultado fue de 1-1 y en ellos se vio mucha igualdad. El partido del Grama frente al Badalona fue un duelo de recién ascendidos y ambos ya se vieron las caras el año pasado en su respectivo grupo de liga Nacional. Se empezaron adelantando los locales con un gol de Izan tras un córner en el minuto 19´, pero los de Badalona lograron el empate en el 48.

De este modo estos dos equipos debutan con buen pie en la categoría ya que siempre es de gran importancia lograr puntuar lo máximo posible en las primeras jornadas para ir cogiendo buenas sensaciones.

En el otro partido jugo otro recién ascendido al que hay que seguir muy de cerca debido a la gran imagen que dio durante el año pasado. Ese equipo es el Huesca, que logró sacar el empate en casa de un equipo difícil como es el Ebro. En este caso, los visitantes se adelantaron en el derbi y fueron mejores durante la primera mitad. En el segundo tiempo el Ebro consiguió el gol que daba las tablas tras intentarlo en repetidas ocasiones yendo con el marcador en contra y al final el partido acabó con este mismo resultado.

Con estos dos partidos da por finalizada esta primera jornada 1 en la DH3. Por lo que hemos visto los equipos a priori más fuertes han conseguido ganar. Además tres de los cuatro ascendidos han conseguido puntuar. Todavía queda toda la competición por delante y veremos como evoluciona todo, pero de momento, todo parece indicar que veremos una liga muy reñida porque los grandes empiezan con buen pie y los ascendidos han hecho su primera toma de contacto con buena nota.