Atlético de Madrid y Real Madrid protagonizan este domingo a las 12:00 el derbi más esperado de toda la División de Honor. Un titular algo contundente teniendo en cuenta que solo este fin de semana hay un Celta de Vigo-Deportivo de la Coruña y un Barcelona-Espanyol a la vez que el derbi madrileño. Sin embargo, se dan varias circunstancias que hacen de este duelo uno muy especial. A modo de previa de un encuentro que vamos a vivir desde Juvenil DH de manera particular, estos son cinco focos que iluminan un partido que brilla con luz propia. Cinco motivos por los que ver el Atlético-Real Madrid.

1. Por el Fernando Torres contra Álvaro Arbeloa

Había que comenzar esta previa con los dos personajes que más derbis han vivido. Uno nacido en 1983, el otro en 1984. Formados en las canteras de los clubes que hoy entrenan. Miembros del ‘Spanish Liverpool’ y compañeros en la Selección que lo ganó absolutamente todo. Fernando Torres y Álvaro Arbeloa se vuelven a ver las caras esta vez desde detrás de la línea de banda. Los dos campeones del mundo entrenan hoy a quienes aspiran a lograr lo que ellos consiguieron y ambos están sabiendo sacar lo mejor de sus futbolistas.

Para Fernando esta es su segunda temporada al frente del Juvenil A del Atlético de Madrid. En su primera campaña logró ganar la Liga y llegar hasta semifinales de Youth League eliminando al propio Real Madrid. Esta 2022-23 su equipo está mejorando los registros del año pasado. Arbeloa, por su parte, se estrena en el banquillo de su homólogo con el equipo blanco. Lleva ya cuatro meses y no ha perdido un solo partido. Durante este corto periplo Álvaro Arbeloa ha hecho de su equipo, un conjunto con un juego definido en cada encuentro, fluido y muy trabajado.

Fernando Torres Álvaro Arbeloa
Fernando Torres y Álvaro Arbeloa, dos viejos conocidos.

2. Por como llegan ambos equipos al choque

El duelo se produce en el mejor momento posible de la temporada. Atlético de Madrid y Real Madrid llegan al derbi con las mejores sensaciones en una campaña muy similar para uno y otro equipo. Encabezan ambos conjuntos el grupo 5 de División de Honor en el que no han perdido ni un solo partido.

El Atlético quiere revalidar el título y está haciendo méritos para repetir tal hazaña. Sólo se dejó puntos en la jornada 3 cuando visitó el campo del Villanovense, donde no puedo pasar del empate a cero. El Real Madrid, por su parte, pinchó en la misma fecha que los rojiblancos: un empate contra el CD Leganés ha sido la única fecha donde no obtuvieron el triunfo. Desde entonces ambos equipos han mantenido un pulso por el liderato en el que ninguno ha fallado en los nueve encuentros que han venido después. Únicamente la diferencia de goles pone por encima al Real Madrid en la clasificación: +39 goles a favor de los madridistas, +28 para los atléticos. En cuanto a la Copa de Europa juvenil, ambos conjuntos han liderado sus respectivos grupos de Youth League clasificándose de manera directa a octavos de final.

3. Por el talento colectivo que acumulan los dos equipos

Los mencionados registros conseguidos por uno y otro equipo han hecho eco en la Ciudad del Fútbol de las Rozas. El derbi entre Atlético y Real Madrid es un escaparate para ver buena parte del bloque de jugadores que forman parte de las categorías inferiores de la Selección Española. Hasta siete futbolistas con participación el Juvenil A de cada equipo formaron parte de la última convocatoria de la Sub-19 de Santi Denia: Adrián Niño para los rojiblancos; Manuel Ángel, Cesar Palacios, Diego Piñeiro, Iker Bravo y Edgar Pujol para los madridistas (estos dos últimos sólo disputan Youth League). A ellos se les suman los convocados por la Sub-18 de Pablo Amo: Javier Boñar y Julio Díaz en el Atlético; Chema Andrés, Álvaro Ginés, Pol Fortuny y Jacobo Ramón en el Real Madrid. Mucha representación en las selecciones inferiores de las dos canteras madrileñas.

España sub-19
Alineación de España sub-19 vs. Japón. De izquierda a derecha, de arriba a abajo: CÉSAR PALACIOS, Yarek Gasiorowski, Jan Oliveras, ADRIÁN NIÑO, IKER BRAVO, César Fernández, Iván Fresneda, Ángel Alarcón, MANUEL ÁNGEL, Arnau Casas y Roger Martínez. | Foto: Alex Ortiz, Juvenil DH

4. Por el talento diferencial: Adrián Niño…

Es complejo en una temporada tan inmaculada, destacar un solo nombre en cada equipo. Del amplio abanico de jugadores a resaltar entre Atlético y Real Madrid, hay dos que bien pueden marcar la diferencia en el derbi de este domingo. Cada uno en su respectiva zona del campo.

Adrián Niño ha normalizado lo inimaginable. Hasta ha hecho que no parezca raro que Fernando Torres grite desde la banda “¡Niño! ¡Niño!” para referirse a alguien que no sea él mismo. El delantero rojiblanco lleva unos registros espectaculares esta campaña. Es el actual pichichi en su grupo en División de Honor con 11 dianas. También es, con 7 tantos, uno de los máximos goleadores en Youth League. Promedia un gol cada 60 minutos convirtiéndose además en el primer jugador de la historia de la competición en haber marcado en cada una de las jornadas de fase de grupos. Sólo ha necesitado diez tiros para hacerlo demostrando lo poco que necesita el ariete para marcar. La última convocatoria con la sub-19 fue la primera para Adrián Niño. Debutó ante Arabia Saudí a quince minutos del final. Tiempo suficiente para que marcase dos goles.

…y Manuel Ángel

Por parte del equipo madridista, quien más parece estar marcando las diferencias es Manuel Ángel. El sevillano no comenzó la temporada de titular. La lesión de Marc Cucalón llevó a Arbeloa a modificar la idea de su equipo. Gran parte de la salida de balón del equipo dependía del mediocentro aragonés y en su lugar en el once entró Chema Andrés, un perfil mucho más defensivo. Sin Cucalón el rol de director del juego del Real Madrid pasó a ser para Manuel Ángel. El ‘8’ blanco es un futbolista que demanda mucha participación con el balón en la base de la jugada pero también cuenta con la capacidad de ser decisivo en los últimos metros de campo con cualquiera de sus dos piernas. Gracias a su llegada al último tercio, Manuel Ángel suma ya 7 goles y 5 asistencias con el Madrid esta temporada. Quemando su etapa como juvenil, este último año parece que la División de Honor se le ha quedado corta.

Manuel Ángel Real Madrid
Manuel Ángel en un partido con el Real Madrid.

5. Por la propuesta de juego de cada equipo: La defensa menos goleada contra el ataque más goleador.

El quinto y último motivo no puede no ser lo que se va ver sobre el césped. Atlético de Madrid y Real Madrid han sabido ganar casi todos sus encuentros de forma muy diferente. Los de Arbeloa han sido muy superiores a cualquier rival que se enfrentaban con una idea de juego muy clara. El Real Madrid ha empleado un 4-3-3 muy característico: acumula muchos jugadores en carril central, sobre todo en campo contrario. Son los laterales quienes dan amplitud y profundidad al equipo llegando a atacar con hasta cinco efectivos a la vez. De esta manera el Real Madrid consigue un ritmo ofensivo apabullante que lleva al límite a sus rivales. En los seis encuentros disputados en Youth League consiguió elaborar 159 ocasiones (26,5 por partido) convirtiéndose además en el equipo más goleador de la competición con 23 tantos.

El Atlético de Madrid ha tenido resultados más ajustados que los madridistas. No obstante, han sido igual de efectivos. Tanto en el campeonato doméstico como en Europa han conseguido los mismos logros que sus vecinos. El equipo entrenado por Fernando Torres no necesita dominar con el esférico para sentirse cómodo. Su gran defensa le ha llevado a ser el equipo que menos goles ha encajado en el grupo 5 de División de Honor. Esto sumado a la calidad para contragolpear hace de sus transiciones ofensivas una buena oportunidad para hacer daño a un Real Madrid que acostumbra a jugar a mucha altura. Bien este hecho puede ser una de las claves del duelo.

Dos modelos de juego diferentes para un partido muy especial. Motivos para seguirlo sobran. El derbi supondrá un choque de realidad para dos equipos que hasta hora se hacen ver invencibles. Por talento y momento de forma, una y otra plantilla tendrá enfrente al rival más difícil al que se han enfrentado esta temporada.