A falta de dos jornadas para que se acabara la temporada en la DH6, el CD La Oliva logró la salvación en su primera aparición en la categoría. Algo que siempre es el objetivo principal para los recién ascendidos y más para los conjuntos que no pertenecen a las islas capitalinas. Los rojillos han sido un equipo que no tuvo un buen inicio y mitad de temporada, pero su tramo de final de campaña ha sido muy bueno, además han tenido un gran rendimiento defensivo.

Comienzo regular

Los majoreros tuvieron unos primeros meses de competición con cuatro victorias en los primeros diez encuentros. A los que le siguieron cinco jornadas seguidas sin vencer. No pintaba bien la salvación, pero luego vencieron en tres de los siguientes cinco. Victorias contra RC Victoria (0-1), Maspalomas (2-1) y Marino (0-4). Estas victorias hicieron que los de Fuerteventura cogieran un poco de aire, pero volvieron a encadenar cuatro derrotas en los siguientes cinco partidos.

Arreón final

Los rojillos han consagrado la salvación gracias a un último tramo de temporada espectacular. Han tenido una racha de ocho partidos sin conocer la derrota con cinco victorias y tres empates. Ganaron a Las Zocas (1-5), Águilas (3-0), Mensajero (1-0) , Unión Viera (3-4) y RC Victoria (4-2). Empataron a cero contra Sobradillo y Atlético Gran Canaria, y a uno frente al Huracán.

En este tramo han conseguido mejorar sobre todo en el aspecto ofensivo con dieciocho goles y una media de 2,25 por encuentro. Antes tenían 1,36 de promedio por partido. Con 52 goles a favor son el noveno mejor conjunto en este dato, sin embargo donde han mostrado un rendimiento más sólido ha sido en su defensa. Con 43 goles encajados son el sexto mejor parámetro del grupo. Gran culpa de esto la tiene Alessandro Elpel, cuarto clasificado en los Zamora. A La Oliva con la salvación conseguida, le queda un encuentro contra el Maspalomas con el objetivo de conseguir acabar lo más arriba posible. La octava posición está en su punto de mira.