El conjunto blanco ha vencido por 3-1 al Real Valladolid en esta jornada 26 de la DH5. Iker Bravo rescata al Real Madrid en los últimos instantes tras el empate de los vallisoletanos a falta de diez minutos. Los otros dos goles del conjunto de Arbeloa los anotaron Dani Yáñez y Hugo de Llanos. Por su parte, los de Manu Olivas acariciaron un punto que querían transformar en victoria.

Los combinados juveniles de Real Madrid y Valladolid saltaban al campo 7 de Valdebebas con todo el pescado vendido en liga. Los blancos se situaban a siete puntos de desventaja sobre el Atlético de Madrid tras la victoria rojiblanca en territorio comanche hace dos jornadas. Por otro lado, el equipo blanquivioleta se ha establecido en una media tabla cómoda sin muchas aspiraciones a la vista. El top-4 les queda un tanto lejos a los de Manuel Olivas.

El partido comenzó con mucho fútbol control por parte de ambos equipos. El Real Madrid alineó a algunos jugadores menos habituales teniendo en cuenta lo complicado de pelear por el campeonato. Algunos de ellos fueron Joan Mascaró, Roberto o Nico Sánchez, que sustituía en el lateral derecho al lesionado Jesús Fortea. La primera oportunidad del encuentro fue del Valladolid, que intentó aprovechar en el segundo minuto de partido una indecisión de la defensa merengue. A partir de ahí, el partido se tornó descafeinado, con ambos equipos un tanto estáticos sobre el verde.

El Real Madrid le metió una marcha más alrededor de la media hora de juego, y tuvo la primera clara. Paulo Iago probó a un excelso Gonzalo, y el rechace lo envió Yusi al fondo de las mallas en posición de fuera de juego. El equipo de Arbeloa avisó con el gol anulado, y Paulo Iago volvió a tener otra clarísima. La volea del ’10’ madridista la atajó a las mil maravillas Gonzalo.

Segunda mitad más emocionante

Al contrario que la primera, la segunda parte del partido comenzó con un ritmo frenético. Yusi lo volvió a intentar a los pocos segundos de iniciar y, posteriormente, el Real Madrid conseguiría su premio. Una gran jugada de Roberto terminó en los pies de Yáñez, y el extremo mandaría el balón a la escuadra derecha del portero. El gaditano ponía el 1-0 para su equipo y su quinto gol en los últimos cuatro partidos en todas las competiciones.

A partir del tanto, el Real Madrid tuvo unos minutos en los que iba a por el partido, pero el Valladolid retomó el rumbo rápidamente. Los de Castilla y León probaron a Quetglas en un par de ocasiones y, tras unos minutos, tendrían la oportunidad del empate. Un centro brillantemente lanzado acabó en la cabeza un César Porras que picaba el balón para mandarlo a guardar. El Valladolid marcaba el 1-1 a diez minutos del final, y los de Manu Olivas se fueron al ataque para conseguir la victoria.

No obstante, el equipo merengue se volvió a poner el mono de trabajo y, con un triple cambio letal, avasallaron a los visitantes. Poco duró la alegría blanquivioleta, ya que un golazo de Iker Bravo rescataba al Real Madrid y ponía el 2-1 en el marcador. El atacante catalán fue un martillo pilón en los minutos que estuvo en el campo. Tres minutos después, Hugo de Llanos cerraría el partido con un gol que pondría el 3-1 final. 

Victoria blanca para seguir metiendo presión al Atlético de Madrid en este sprint final de liga. Iker Bravo rescata al Real Madrid, al igual que los cambios de Arbeloa. El Valladolid se va de Valdebebas con la impresión de haber podido conseguir algo, pero la calidad vikinga se acabó imponiendo. El próximo compromiso de los de Arbeloa será ante el Getafe a domicilio. Por su parte, los de Manu Olivas recibirán al Numancia en los anexos del Zorrilla.