El conjunto de Álvaro Arbeloa ha vencido al Unión Adarve por 5-0 en la jornada 22 de la DH5. Los blancos fueron de menos a más en el partido en el que fueron superiores a los lobos. El Real Madrid no baja el pie del acelerador y consigue así su décima victoria liguera consecutiva. Por otro lado, el Adarve cae después de dos empates consecutivos.

Bajo un sol engañoso, los combinados juveniles de Real Madrid y Unión Adarve saltaron al campo 7 de Valdebebas en estados de forma opuestos. Los merengues vencieron en un partido clave ante el Rayo Majadahonda por 2-4 y consiguieron su novena victoria seguida. Por otro lado, el Adarve venía de un emocionante empate a 3 ante el Rayo Alcobendas y no ganar desde la jornada 14 ante el Alcorcón.

Antes de comenzar, el Real Madrid saltó al césped con camisetas de apoyo a Axel Espínola. El ex-jugador de la casa blanca se lesionó en la anterior jornada con el Rayo Alcobendas, precisamente ante el Adarve. Nada más arrancar, el conjunto de Arbeloa tuvo entre ceja y ceja el gol. Los blancos llagaban con peligro, sobre todo por una banda derecha comandada por Fortea y Dani Yáñez. No obstante, el Unión Adarve comenzó a ganar altura con balón y tuvo dos llegadas con peligro hacia la meta de Quetglas.

Alrededor del minuto 38, David Serrano inició una contra por la banda izquierda y puso un balón con música para que Yáñez lo empujara hasta el fondo de la red. El extremo del Real Madrid ponía el 1-0 para su equipo antes del descanso.

Los cambios le dieron otra marcha

Tras la vuelta de vestuarios, el Real Madrid salió con el propósito de cerrar el partido lo antes posible. Así fue, ya que Álvaro Ginés enganchó un potente cabezazo que no pudo detener Rafa Uriarte y puso el 2-0 en el 53. Con el partido más calmado, el Unión Adarve quiso hacer gala de su especialidad a balón parado y a punto estuvieron de dar un susto al Real Madrid. Sin embargo, sus intentonas eran repelidas por la defensa vikinga.

Tras esto, Arbeloa realizó cambios y sacó al campo a Iker Bravo y Hugo de Llanos. Esto, a la postre, sería decisivo para finiquitar el encuentro. Además, también dio entrada a Pol Fortuny, que volvía tras casi un año de lesión.

En el 79, Iker Bravo aprovechó un balón suelto en el área para definir con un tacón y anotar el 3-0. Justo un minuto después, la defensa visitante erró en salida de balón y el balón le volvió a caer al delantero. El de Sant Cugat del Vallés regateó al cancerbero y mandó el balón al fondo de la red para poner el 4-0.

Ya con el partido en las últimas, Hugo de Llanos fue fiel a su cita con el gol y anotó el 5-0 final en otro error de la defensa rojinegra. El Real Madrid no baja el pie del acelerador en la División de Honor con su décima victoria consecutiva. Por otro lado, el Adarve no sale de su mala dinámica y ya son ocho jornadas sin conocer la victoria.

El próximo compromiso de los de Arbeloa será ante el RB Leipzig en los octavos de final de la UEFA Youth League. El Unión Adarve, en la próxima jornada liguera, recibirá en Ganapanes al Numancia.