El Móstoles URJC, que acabó la liga perdiendo por tan solo uno a cero frente al todopoderoso Rayo Vallecano, quiere más. Tan solo 25 puntos en las 25 jornadas que se disputaron en el grupo 5 de la División de Honor, lo que le catapultaba al descenso a la Liga Nacional. Por suerte o por desgracia, la pandemia les vino bien a los madrileños. No descendieron, al igual que el UD Santa Marta o el Atlético de Pinto, que esperan lograr un mejor papel en esta temporada.

Encasillado en el grupo 5B, el Móstoles URJC se enfrentará al CD Leganés en la primera jornada. Los madrileños tienen grandes huesos en este grupo como el Getafe CF, o el Burgos CF. Además, de los ya mencionados que deberían haber descendido. Por ello, este grupo B a priori parece sencillo, pero no hay que desestimar a los equipos castizos. El Real Valladolid, por ejemplo, quedó el tercer clasificado de la pasada temporada. Incluso, la Cultural y Deportivo Leonesa, que es recién ascendido seguro que dará guerra esta temporada de estreno en la División de Honor.

El equipo del sur de Madrid no va a tener las cosas fáciles. Asentar al grupo de jugadores y  paliar la escasez de gol van a ser clave a lo largo de esta campaña. El Móstoles URJC sigue peleando, tratando de conseguir la salvación. Aun así, con la reestructuración y la incorporación de nuevos equipos la temporada se va a hacer muy larga. Por ello, el equipo madrileño debe ponerse las pilas desde ya, que a falta de dos semanas para iniciar la liga aun no tienen nada claro.

El último encuentro que disputó el primer equipo fue frente al Unionistas de Salamanca CF. El partido, con el resultado corto fue para los salmantinos. 0-1 fue el marcador final favorable para los castellanoleoneses. Fue un encuentro importante, ya que gran parte de ese éxito estuvo cimentado en jugadores que la temporada pasada disputaron la División de Honor.

Jaime Ortiz, quien sería el nuevo entrenador de cara a esta temporada, confirmó a este medio que no continuará en este próximo curso futbolístico. Un revés muy importante en este principio de temporada que puede cambiar parte de los planes.

7 victorias, 4 empates y 14 victorias fueron los números del Móstoles URJC en la pasada campaña, teniendo como obligación para esta el mejorarlo. La defensa es uno de los puntos del campo sin duda a mejorar, ya que fueron el equipo más goleado junto al Santa Marta, con 53 goles en contra en las veintiséis jornadas disputadas.

Por ello, el conjunto madrileño tiene que lograr lo imposible. No va a ser fácil, ya que en esta categoría la clase y la calidad de los jugadores es muy alta, y no es que el Móstoles carezca de ella, pero hay otros equipos que le pueden hacer frente y arrebatarles el sueño.