Partido de alto voltaje el disputado esta jornada 33 de la DH3 entre el Fuenlabrada y Las Rozas. Los locales tenían mucho en juego ya que en caso de no ganar se hubieran complicado las opciones de permanencia. Aún así, en los minutos finales consiguieron dos goles que les permite soñar con la salvación.

Fuenlabrada 2-0 Las Rozas

Empezaba el partido con un ritmo muy alto ya que los locales dependían de la victoria para sumar opciones de permanencia. Existía mucha intensidad en todos y cada uno de los balones disputados, y reinaba la igualdad en estos primeros compases. Los visitantes empezaron bastante cómodos en el terreno de juego e incluso se comenzaron a sentir superiores con el paso del tiempo tras varias posesiones seguidas. Además, en los numerosos balones por alto que se sucedían, la plantilla de Las Rozas se mostraba muy fuerte. 

Poco a poco ambos equipos empezaban a provocar peligro en áreas rivales, pero Las Rozas de una forma más destacable. Volcando el juego por ambas bandas y apoyándose con su pivote, los visitantes daban muestras de gran calidad que podía repercutir pronto en el marcador. Aún así, las ocasiones no eran muy favorables para conseguir el tanto que abriera el marcador, y gran parte de ese peligro se sucedía mediante acciones a balón parado que no lograban encontrar un rematador claro.

Hugo López dirigía el peligro visitante

Sin muchas jugadas destacables, lo más notable del partido antes de llegar al descanso eran ya las grandes acciones individuales que empezaba a mostrar Hugo López. El capitán de Las Rozas, se mostraba muy cómodo en el césped, y a punto estuvo de conseguir un gol tras una gran acción individual al borde del área. Sin embargo, tras escaparse de dos contarios, su remate fue rechazado por el portero local.

Con el descanso, ambos equipos tuvieron tiempo para reponer energías y prepararse para la gran batalla que se iba a vivir en la segunda mitad. La reanudación del encuentro siguió con buenos minutos de los visitantes, y una marcha más también de los locales a sabiendas de que tenían que conseguir un gol si querían seguir luchando por la permanencia. 

Hugo López tendría de nuevo una ocasión muy clara y es que acabó rematando de falta directa una falta desde muy lejos y a punto estuvo de sorprender al guardameta del Fuenlabrada. El balón tocó en el travesaño, que terminó despejando el esférico. Aún así, seguía el buen juego de los jugadores hoy de amarillo, y minutos más tarde tuvieron otra oportunidad clara tras una gran jugada colectiva, pero el disparo final se marchó desviado. 

Los locales fueron superiores al final

A partir de este momento, los jugadores del Fuenlabrada se vinieron arriba y empezaron a llegar varias ocasiones seguidas de los locales. A punto estuvieron de encontrar el gol en varios remates tras un córner. Además, pudieron adelantarse tras algunos contragolpes pero no consiguieron la eficacia necesaria para ello. 

De todos modos, los jugadores locales no perdieron la fé, y respaldados por su público, consiguieron el primer gol en el minuto 80´ tras un disparo fantástico de Nacho desde la frontal. Era el gol que abría la lata y esto les proporcionó una mayor confianza. Sin embargo, los visitantes estuvieron a punto de empatar de cabeza tras una jugada a balón parado. Las Rozas tuvo el empate y no lo consiguió, y unas jugadas más tarde, el Fuenlabrada sí iba a aprovechar su ocasión. Tras una buena triangulación por la banda izquierda, el balón llegaba a línea de fondo, y tras un centro raso el esférico se colaría en la portería y supondría el segundo gol local.

No quedaba mucho tiempo pero más y al final el Fuenlabrada se iba a hacer con esta gran victoria. De este modo, ahora dependen de ellos mismos si quieren lograr la permanencia pero antes tendrán que hacer un buen papel en casa del Valladolid.