El equipo dirigido por Álvaro Arbeloa cuenta con dos arqueros luchando por el puesto en el Juvenil A. Ferran Quetglas y Álvaro González se van rotando en la portería del conjunto blanco y se lo ponen complicado al técnico salmantino para decantarse por uno de ellos. El dilema de la portería del Real Madrid es un bendito problema para los merengues en esta parte de la temporada.

Antecedentes de ambos porteros

Ferran Quetglas llegó a la casa blanca en 2022 tras haber destacado previamente en dos clubes de las Islas Baleares; el San Francisco y el Mallorca. Con los primeros, debutó en División de Honor en la temporada 20/21 siendo todavía cadete. Sus buenas actuaciones con el equipo le llevaron a regresar al Mallorca para la siguiente temporada. Se convirtió en uno de los grandes activos del Juvenil A bermellón, llegando incluso a ir convocado con el primer equipo.

Esto llamó la atención del Real Madrid, que le echó el guante para la siguiente temporada. En la 22/23, Quetglas alternó titularidades y suplencias con Diego Piñeiro, que se erigió como el favorito de Arbeloa.

Por su parte, Álvaro González, dos años menor que Quetglas (Es de 2007, mientras que el mallorquín nació en 2005), comenzó la temporada jugando en Liga Nacional con el Juvenil B. El arquero recaló en la cantera blanca en 2014 como prebenjamín desde el Base Villaverde. A partir de ahí, ha ido quemando todas las etapas formativas hasta recalar en el primer equipo juvenil con 16 años.

Protagonismo durante la temporada

Arbeloa comenzó la temporada confiando en Quetglas como portero en los primeros tres partidos. No obstante, las malas actuaciones defensivas del equipo al no ganar ninguno de los tres partidos damnificó al portero mallorquín. Para el siguiente partido de liga, Álvaro González entró en acción y fue el elegido por el técnico salmantino. El Real Madrid vencería su primer partido de la DH5 al Leganés por 2-0.

Tras ello, Fran González disputaría el siguiente choque ante el Sanse, y volvería a repetir ante Adarve, Alcorcón, Braga y Atlético de Madrid. Hubiera sido una pieza más del puzle, pero Fran González fue subido al Real Madrid C tras sus buenas actuaciones. De hecho, es el titular indiscutible para Pau Quesada.

Después de quedarse de nuevo dos porteros en liza, Álvaro Arbeloa rotó en cada encuentro. Quetglas jugó ante Amistad, Valladolid, Napoli y Mérida. Por su parte Álvaro disputó los partidos ante Braga, Getafe y Fuenlabrada. Sin embargo, este último se ganó la titularidad tras su exhibición ante el Union Berlín en la UEFA Youth League.

Fue el hombre de confianza del técnico del Real Madrid, jugando cinco partidos consecutivos. No obstante, el partido de Copa del Rey ante el Espanyol fue un punto de inflexión. En aquel partido, el equipo merengue fue eliminado en el último minuto de la prórroga ante los pericos por un fallo entre Jacobo y Álvaro González.

El dilema de la portería del Real Madrid

Esto propició que Ferran Quetglas dispusiera de su oportunidad de recuperar la titularidad en el siguiente partido ante el Rayo Vallecano, donde dejó su portería a cero. Ante el Leganés en Butarque, el mallorquín realizó una actuación soberbia y se consagró como el titular en el Juvenil A. Hasta la fecha, ha sido el titular en los siguientes tres partidos.

El dilema de la portería del Real Madrid parece saldado, pero nada más lejos de la realidad. Arbeloa nos ha acostumbrado a muchos cambios en las últimas fechas, y su preferencia por jugadores del 2007 se ha visto durante toda la temporada. Veremos en un futuro cercano si Quetglas mantiene su puesto o si, por el contrario, Álvaro González vuelve a escena.