El CD 26 de Febrero ya es equipo de División de Honor. El equipo malagueño logró el ascenso matemático tras su victoria ante el CD We CF en la Jornada 32. A falta de dos jornadas para el final del Grupo 13 de Liga Nacional, el conjunto malagueño consiguió certificar su regreso a la máxima categoría de fútbol juvenil en Andalucía. Desde Juvenil División de Honor realizamos un análisis de cómo ha sido la temporada del equipo de José Carlos León, técnico que ha dirigido a los suyos hasta la DH4.

El inicio de la temporada fue muy bueno para el equipo malagueño. Completó unos diez primeros partidos casi perfectos: ganó siete y empató tres. Entre las jornadas seis y nueve, encadenó su mejor racha de victorias de la temporada: cuatro triunfos consecutivos. Una de las victorias más destacadas de esos primeros compases de la temporada fue contra el Marbella FC, su principal rival, que también ha logrado el ascenso.

Su primera derrota de la temporada se demoraría hasta la Jornada 11, contra La Cañada Atlético, partido que comenzaron perdiendo y que no pudieron remontar. Sin embargo, es reseñable el hecho de que este equipo solo ha perdido en cuatro ocasiones. La última de ellas fue con el equipo ya ascendido. En esta temporada ha sido el segundo equipo que menos veces ha perdido, así como el segundo menos goleado. En ambos registros, en el Grupo 13, el único equipo mejor ha sido el Juvenil B del Almería.

Al término de la primera vuelta, algunos otros resultados importantes que obtuvieron fueron la goleada por 6-0 al Alcalá Enjoy, colista del grupo; el empate a cero contra el Granada B o la victoria ante el Málaga B (2-1). Una primera vuelta que terminaron con una sola derrota en 17 partidos disputados. Terminaron en tercer lugar, en primero si se tiene en cuenta que ni Málaga B ni Almería B pueden ascender por disputar la DH4 el Juvenil A de ambos. Lo mismo ocurre con el Granada B, equipo al que superaban en cuatro puntos antes de la segunda vuelta.

La segunda mitad de la temporada no fue tan fructífera en cuanto a resultados. Sin embargo, los de José Carlos León acumulaban un colchón de puntos que le ha permitido afrontar las últimas jornadas con tranquilidad. Frente a las diez victorias de la primera, en la segunda vuelta solo ganaron seis. Solo perdieron tres partidos en la segunda vuelta. Es decir, puntuaron en 13 jornadas al empatar siete partidos más. Un ritmo de puntos que no pudieron alcanzar sus perseguidores. Su mayor racha sin ganar se produjo entre las jornadas 25 y 31. De esos seis partidos, perdieron el primero y empataron de forma consecutiva los cinco siguientes.

Pese a haberse dejado muchos puntos, en las cuatro últimas jornadas resolvieron su ascenso. Llegaron despreocupados a la última, en la que perdieron contra el Málaga B. Con dos victorias consecutivas, contra We y Almería B, se quedaron muy cerca del ascenso. Un objetivo que certificaron definitivamente al empatar en campo del San Pedro. Sin duda, se trata de una gran alegría para el equipo malagueño. Pese a su descenso a Liga Nacional en la temporada 20/21, han sabido reponerse. Ahora, el CD 26 de Febrero vuelve a la máxima categoría del fútbol juvenil andaluz. La 22/23 será su novena participación en esta división.

Borja Gaspar, pichichi del equipo

Uno de los futbolistas más destacados  en el ascenso del 26 de Febrero ha sido Borja Gaspar. En los 31 partidos que ha disputado ha marcado 9 goles, siendo el máximo anotador del conjunto malagueño. El segundo máximo goleador de la plantilla ha sido Rubén Lanzat, con 8 tantos.

¡ENHORABUENA A TODA LA PLANTILLA Y CUERPO TÉCNICO DEL JUVENIL A DEL CD 26 DE FEBRERO!