El Badalona CF podrá disfrutar el año que viene de la DH3. Los catalanes se han ganado de esta forma el puesto en la mejor liga de fútbol en esta categoría de juveniles tras realizar una temporada muy notable. Este es el premio a un gran trabajo durante la campaña, aunque tendrán que empezar a trabajar pronto para dar lo máximo de sí mismos cuando comience esta nueva aventura. 

Su temporada no empezó de la mejor manera posible

Aún así, no ha sido todo un camino de rosas para ellos. Al principio de temporada no lograron alcanzar una dinámica tan positiva como para pensar en el ascenso, y es que se les resistían bastante las victorias. En la primera jornada consiguieron ganar en casa por tres goles a uno frente al Damm B, empataron contra el Llagostera el fin de semana siguiente, y en el partido siguiente cosecharon su primera derrota contra el Manlleu.

Contra el Ulot, en su cuarto partido, volvieron a la senda de la victoria, pero a partir de este momento, no volvieron a ganar de nuevo hasta la jornada once contra el Manresa. En este tramo cosecharon cuatro empates y perdieron en una ocasión. Aún así, después de este último tropiezo perdieron de nuevo dos veces seguidas en los partidos próximos. De este modo, en este compás de la temporada se encontraban en la posición 11º, a quince puntos del líder, que era el Girona B.

 

A mediados de la temporada fueron imparables

Sin embargo, este fue el punto de inflexión de los de Badalona, y a partir de aquí darían otra imagen mucho más superior frente a los rivales de este grupo siete. Desde la jornada catorce a la 29 consiguieron su racha más favorable. En este tramo liguero consiguieron hasta doce victorias, solo perdieron una única vez contra el Manlleu, y quedaron en tablas en dos ocasiones. Esta gran dinámica les impulsó de manera muy destacada en la tabla clasificatoria, y tras obtener estos resultados ya se encontraban en posiciones de ascenso colocándose como segundos.

En los últimos partidos no podían estropear este magnífico momento que vivieron durante mediados de la temporada, y no lo hicieron. Perdieron dos partidos seguidos, pero obtuvieron tres victorias seguidas al final de la campaña para sellar su ascenso frente al Reus con una goleada.

De este modo, los badaloneses han puesto el broche final a su gran año donde consiguieron 18 victorias, siete empates y siete derrotas. Además, su gol average terminó siendo de +25 al marcar 64 dianas y recibir 39 tantos. Gran parte de este éxito es también gracias a Marc Velasco, que ha acabado siendo el pichichi del equipo al anotar veinte goles en 29 partidos de liga.

¡ENHORABUENA A TODA LA PLANTILLA Y CUERPO TÉCNICO DEL JUVENIL DEL BADALONA!. Disfrutar de este más que merecido ascenso a la DH3.