Tras lograr un ascenso histórico a la DH2, el entrenador del Vasconia, atiende a Juvenil División de Honor para realizar un análisis de como ha transcurrido la temporada en Juvenil Nacional del equipo donostiarra.

¿Cómo fue vuestra pretemporada? ¿Os pusisteis como objetivo es ascenso antes de comenzar?

«Cuando hacemos la pretemporada tu ves el nivel de tu equipo sin saber el nivel de los demás. Yo llevo cinco o seis años entrenando al Juvenil A del club. Ascendimos por primera vez a Juvenil Nacional hace cuatro temporadas y sabes el nivel un poco que te vas a encontrar. Respecto a este año, confiaba estar en la parte alta de la clasificación. De ahí a conseguir un ascenso, siempre te queda en duda. Si confiaba en hacer una buena temporada y se puede decir que hemos hecho un año de sobresaliente».

Sobre el arranque de la temporada 

Antes de arrancar, si nos esperábamos hacer un buen año pero, acabar logrando el ascenso y empatado con los campeones nadie lo hubiera soñado. Según empezamos la pretemporada fue bastante buena. No tuvimos ningún problema de lesiones que yo le doy mucha importancia a esa parte del año. Todos trabajaron muy bien, lo digo de verdad. Repartimos muy bien los minutos y el inicio de la temporada fue bien. A partir de ahí, comenzar bien en cuanto a sensaciones, partidos y resultados nos dio un gran empujón para hacer una primera vuelta muy buena en la que hicimos 41 puntos y solo perdimos un partido. Ahí nos dimos cuenta que, por lo que llevábamos de temporada, íbamos a pelear por ascender ya que los números asi lo decían y las sensaciones de los partidos lo corroboraban. Y fue un poco así el planteamiento del inicio de la temporada y como nos dimos cuenta de que el ascenso iba a ser una posibilidad real».

¿En que momento os disteis que era posible el ascenso?

«Os voy a contar como lo viví yo. En cuanto a números, como he explicado antes, al final de la primera vuelta. Sin embargo, hay una cosa que a mi me hizo ver que iba a ser posible. Cuando juegas una temporada, es imposible jugar únicamente con 11 jugadores porque no se puede mantener. Durante toda la primera vuelta hice muchas rotaciones. Siempre intento dar a la plantilla que tengo oportunidades porque al final todos los chavales lo que quieren es jugar. Cuando haces la plantilla intentas organizar unos jugadores que tengan el nivel y tengan esa participación en los partidos. Yo rotaba muchísimo. Había partidos que cambiaba 5-6 jugadores de un once a otro, no por desgaste físico sino por un tema de creer que la plantilla estaba capacitada. Entonces, cuando te das cuenta de que un día consigues un buen resultado y en el siguiente partido, con todos los cambios, también consigues un resultado y llegas a una primera vuelta tan buena pues te das cuenta de que optábamos a conseguir el ascenso».

Claves del ascenso

«Lo más importante ha sido el ambiente que ha habido en el equipo. Nos hemos llevado todos muy bien. La dinámica de entrenamientos ha sido muy buena. A final de temporada realice una pequeña encuesta y todos coincidíamos en eso. Los entrenamientos tenían un nivel de intensidad, compromiso y calidad muy bueno y eso ha sido lo que luego nos ha empujado a competir bien. La plantilla era muy equilibrada y se han juntado varias claves para lograr el año que hemos hecho».

El Vasconia ha sido el equipo más goleador del Athletic Club y empatado con Real Sociedad y Alavés. ¿Qué es más importante en esta categoría priorizar un buen ataque o una buena defensa?

«A mi me gusta que el equipo sea equilibrado aunque hemos metido muchos goles, eso es así. Considero que hemos sido un equipo más creador de juego que otra cosa. Por ejemplo el Santutxu, que también ha subido, tenía un modelo de juego diferente que le ha servido igual de bien. Creo que nuestro modelo de juego esta enfocado a crear juego y así se explica el número de goles que hemos marcado. También es verdad que arriba teníamos una serie de jugadores que tenían mucho gol. Para mí la idea es esa, ser equilibrados. Durante toda mi etapa en el club, en los entrenamientos hemos buscado lo mismo. La temporada pasada, con un modelo de juego idéntico, nos costaba muchísimo hacer goles y ganar partidos. Sin embargo, este año hemos marcado todos esos goles y hemos andado mucho mas sueltos. La cuestión es pulir cada año las cosas que puedes ir mejorando.»

Vasconia ascenso DH2
La plantilla del Vasconia celebrando el ascenso a la DH2

Sobre la temporada de Gorka Carrera (21 goles)

«A Gorka Carrera lo ha fichado la Real Sociedad para la temporada que viene. Al final, un delantero del año 2005 que ha marcado tantos goles y ha quedado pichichi junto a Arkaitz Mariezkurrena (Real Sociedad juvenil B) pues es un jugador que ha sido muy importante porque ha metido esa cantidad de goles. Nunca había dispuesto en mi plantilla de un delantero que marcará más de 10 goles en la categoría y él ha hecho 21. Nosotros confiábamos en él porque tiene unas características muy buenas. Es muy completo. No es solo un rematador. Se sabe mover en tres cuartos, baja a recibir, tiene remate con ambas piernas, va bien de cabeza y sabe interpretar el juego. Creo que ha estado muy bien acompañado por el equipo y ha hecho que sus características afloraran más. Al principio del año fuimos poco a poco porque le costó 5-6 jornadas adaptarse ya que, al ser de primer año, es difícil. A raíz de la quinta jornada que jugamos contra el Athletic en casa hizo muy buen partido y en la sexta comenzó a marcar. Metió tres goles, se libero de todo lo que le costaba e hizo esta temporada tan buena. En navidades llegó el interés del Éibar para incorporarle para la temporada que viene y al final la Real se interesó en él».

¿Cómo mentalizas a tu equipo de que realmente se podía lograr el ascenso a la DH2?

«Hay que ser muy constante. En estas edades mantener la tensión competitiva para tener regularidad no es sencillo. Es muy complicado ganar 3-4 partidos seguidos en Liga Nacional y nosotros hemos mantenido eso. La constancia en los entrenamientos, tener a todo el mundo enchufado y saber que cualquier jugador podía ser titular en el siguiente encuentro ha hecho que la gente tuviese un comportamiento en los entrenamientos muy bueno y nos ha hecho tener esa primera vuelta. A falta de 3-4 meses pensaba que este equipo no debía de pelear por el ascenso. Por las sensaciones que transmitía, debíamos intentar pelear por el campeonato. Al final, peleamos hasta la última jornada. En los últimos años nos habíamos quedado siempre a las puertas del ascenso y al final hemos conseguido un reto mayor».

¿Qué significa para ti y para el Club este ascenso? 

«Para el club es histórico porque es la primera vez en su creación en 1928 que vamos a competir en la máxima división estatal. El club ha crecido mucho en los últimos 11 años desde que cogimos la gestión del campo de Puio. Cuando yo llegué, el club no tenía campo, era un poco nómada. A partir de que se hizo este campo y se consiguió la gestión el Club se ha asentado y ha ido creciendo. Nosotros hemos vivido este desarrollo desde la ultima categoría de juveniles hasta alcanzar la División de Honor. Para el club es como crear algo de la nada y con unos recursos nuestros, casi personales y sin ayuda de nadie es una gran satisfacción y alegría. De todas maneras, tenemos los pies en el suelo. Tenemos que tener una base bien asentada. Lo que se ha conseguido es increíble pero no sabemos donde vamos a estar el año que viene. Yo conozco la categoría. No he entrenado pero he visto muchos partidos y puedo decir que el nivel es superlativo y no se que nivel vamos a dar hasta que no empiece el año. Vamos a competir de la mejor manera que sabemos y vamos a poner todas nuestras energías en ello».

Sobre la temporada que viene

«Voy a explicar que es lo que pienso porque creo que va a ser así. Continúan 8-9 jugadores por edad en el equipo y creo que eso es un valor añadido ya que no es lo mismo subir con una plantilla de tercer año y tener que hacer un equipo nuevo para competir en División de Honor. Tenemos una base, subiremos a algunos chavales y vendrán algunas cosas de fuera. La idea del modelo de juego y de entrenamiento va a ser muy similar al de este año. Si me gustaría para el año que viene tener más recursos porque una cosa es lo que quieres hacer y otra la que te van a dejar. Sabemos que vamos a jugar contra chavales que cobren dinero, contra estructuras profesionales, contra jugadores que entrenaran todos los días y que en muchos partidos no te van a dejar tener el balón. Yo ya he explicado que a mi me gusta tener un equipo equilibrado y no voy a cambiar mis ideales. Creo que adaptarse a la categoría, a lo que vas a tener y a los rivales va a ser una cosa clave. Se que va a haber equipos que te van a dominar en muchas fases del partido pero eso no quita que tu lo que sepas hacer lo hagas bien, mejor, rápido e inteligentemente. Cada año vas aprendiendo, te vas adaptando, vas corrigiendo cosas y ese va a ser el plan. Eso es lo que pienso ahora, seguir con lo nuestro y saber lo que vamos a tener delante para actuar de diferentes maneras.

¿Cuáles son las posiciones a reforzar en la plantilla de cara al año que viene?

«La verdad es que vamos a necesitar refuerzo en todas las posiciones. Seguirán 8-9 jugadores en el equipo y hay otros 3-4 chavales que subirán del equipo de abajo. A partir de aquí, el objetivo es hacer una plantilla de 20-21 jugadores. Lo que busco es equilibrar al equipo. Creo que hace falta un mínimo de 1-2 jugadores por línea y creo que hay que reforzar todas las posiciones. Tenemos 3-4 jugadores confirmados. Todo el año ves partidos y nunca sabes como va a salir el jugador que traes por eso, yo siempre he sido más por apostar por la gente del club ya que considero que les conozco y conocer a un jugador es muy importante para un entrenador. Este año, con el cambio de nivel igual hay que traer algo de fuera».

Para finalizar, ¿Principal objetivo no deportivo para la temporada que viene?

«El objetivo deportivo obviamente es mantener la categoría, cosa que sabemos que va a ser difícil, que no imposible. A mi me gustaría el año que viene aprender y vivir la experiencia de una categoría con una exigencia muy alta y desgaste. Voy a ir mas allá. Estos años atrás, cuando pensaba que hacer si ascendíamos, me daban hasta dudas de continuar porque es una gran exigencia pero, al final, es un gran reto y quiero aprender y vivir la experiencia. Habrá grandes equipos, cuerpos técnicos, gente que exigirá mucho y hay que intentar aprender lo máximo posible».