El Real Madrid ha goleado por 7-0 a la AD Mérida en esta decimocuarta jornada de la DH5. La apisonadora blanca ha pasado por encima de un conjunto romano que aguantó bien las envestidas madridistas en la primera parte. No obstante, en el segundo tiempo los de Arbeloa le metieron una marcha más.

Los combinados juveniles de Real Madrid y Mérida saltaron al campo 7 de la Ciudad Deportiva de Valdebebas en estados de forma similares. Los blancos venían de dos victorias convincentes en casa ante Getafe y Napoli y dejar muy buenas sensaciones a domicilio contra el Fuenlabrada. Por su parte, el Mérida había salido del descenso tras una ganar al Rayo Alcobendas por 1-0 en casa.

El comienzo del partido comenzó trepidante. Iker Bravo tuvo la primera del encuentro en los primeros segundos de partido, pero su disparo se fue por el lateral. Con el catalán caído a banda izquierda, Arbeloa plantó a sus laterales a gran altura para ganar profundidad buscando el desdoble con los extremos. Al no tener un ‘9’ referencia, Fortea y Diego Aguado no centraron tanto como otros días.

Las mejores ocasiones del primer tiempo las tuvieron Hugo de Llanos y Daniel Yáñez. Sin embargo, sus intentos se vieron frustrados por un gran Sandro. El Mérida se pudo poner por delante sorpresivamente tras una mala cesión de Elyaz hacia su portero que por poco acabó en la meta de Quetglás.

Y llegó la apisonadora blanca

El Real Madrid llevó a cabo en la segunda parte la teoría del bote de kétchup a unos niveles altísimos; cuando llegó el primer tanto, los demás salieron a cascoporro. Hugo de Llanos abrió la lata de cabeza en el primer minuto del segundo acto. Después, Arbeloa tocó el árbol e introdujo a Yusi, Barroso y Paulo Iago, que volvía a disputar minutos en Valdebebas. Los cambios no le pudieron salir mejor al entrenador salmantino.

Daniel Yáñez anotó el segundo con un disparo desde la frontal en el minuto 54. Tras ello, Barroso tras un centro de Fortea y Paulo Iago aprovechando un rechace pusieron el tercero y el cuarto en el electrónico, respectivamente. La apisonadora blanca había llegado a la Ciudad Real Madrid.

Los madridistas no bajaron el pie del acelerador y Pol Durán anotó un tanto de bellísima factura para poner el 5-0. La profundidad de Yusi se hizo notar en el partido y regaló el sexto a Barroso, que anotaba un doblete. Finalmente, Mesonero anotó el séptimo y definitivo en el 90, con la ayuda inestimable de Sandro.

Así, el Real Madrid goleaba a un Mérida que, quizás, recibió demasiado castigo. Los blancos dan una exhibición que les llena de confianza para afrontar el último partido de la primera vuelta y seguir con opciones de clasificar a Copa del Rey. Por su parte, el Mérida sufre una dura derrota que dista con la felicidad de la victoria la semana pasada.

El próximo compromiso de los blancos será ante el Rayo Alcobendas a domicilio. El Mérida recibirá en los Campos de la Federación Miguel Patón al colista Numancia.