Con la Copa del Rey a la vuelta de la esquina, analizamos cómo les fue a los equipos clasificados de la DH1 la anterior edición. Deportivo de la Coruña, Sporting de Gijón, Celta de Vigo y Racing de Santander pelearán por hacer un buen papel y, por qué no, salir campeones de la competición.

Deportivo de la Coruña

Tras una primera vuelta prácticamente impecable, los de Manuel Pablo certificaron su pase a Copa del Rey como primeros clasificados (39 puntos). Llegan a la competición como invictos de la DH1 y con el objetivo de mejorar su participación del año pasado.

En la anterior edición llegaron como 2º de la DH1, solo por detrás del Celta de Vigo y con un partido perdido, precisamente ante los celtistas. Ambos clubes se encontraron en los dieciseisavos de final de Copa del Rey. Esta primera ronda se disputó a partido único en A Madroa, el campo del mejor clasificado en liga, y supuso el punto final de la andadura deportivista en la competición copera.

Mario Nájera, actual jugador del Fabril, adelantó a los blanquiazules y Mañas envió el partido a la prórroga con un gol en el minuto 70. Hugo Álvarez fue el encargado de acabar con la esperanza de los de Manuel Pablo, poniendo el 2-1 definitivo en el 101.

De aquella plantilla, son varios los jugadores que continúan este año en las filas del Deportivo Juvenil A y que tienen sed de revancha. Entre ellos, Seydiba Mendes, Garaboa o Hugo Baldomar intentarán conseguir la hazaña de levantar el título copero.

El primer paso para conseguirlo, eliminar al Celta de Vigo, esta vez, en Abegondo.

Sporting de Gijón

La temporada pasada, el Sporting se quedó sin jugar la Copa del Rey. No consiguieron colarse entre los cuatro primeros clasificados y tampoco situarse entre los cuatro mejores quintos. Con una plantilla muy similar a la del año pasado, el objetivo estaba claro: meterse en la competición copera.

Los de Isma Piñera protagonizaron una primera vuelta realmente buena. Ganaron 12 partidos de los 15 disputados, conociendo la derrota únicamente frente al Celta de Vigo. La solidez defensiva, mejorada por los números de los de arriba, dio sus frutos y gracias a ello, lograron clasificarse como segundos.

Su rival en dieciseisavos de final será el Racing de Santander y se disputarán el poner a Asturias o a Cantabria en los octavos de final, pues ambos clubes son los únicos representantes de dichas comunidades autónomas.

Celta de Vigo

Con la parte alta de la clasificación de la DH1 en un puño, el Celta logró meterse en Copa del Rey como tercero, a solo dos puntos del líder.

Después de su buen papel en la pasada Copa, los de Fredi Álvarez quieren repetir y, por qué no mejorar esas semifinales alcanzadas en la anterior edición.

En la primera ronda eliminaron al Deportivo de la Coruña tras la prórroga. En octavos, viajaron hasta tierras andaluzas para enfrentarse al Málaga. El encargado de abrir el encuentro fue Hugo Álvarez, con un gol en el 58 y, para redondear su partido, dio una asistencia a Tincho, que hizo el 0-2 definitivo.

El Granada C. F. fue su rival en cuartos y, lejos de venirse abajo con el gol tempranero de Joshua Farrell, los celestes golearon a los rojiblancos con goles de Damián, De La Iglesia, Jesús Ares y Tincho, logrando el pase a semifinales.

Los de Vigo estaban a un paso de la ansiada final, pero en su camino se cruzó uno de los equipos más fuertes de la competición: El Espanyol, que les endosó un 3-0 y terminó con el sueño celeste. Los catalanes fueron subcampeones tras caer por 2-1 en la final ante el Real Madrid.

Este año, repetirán primer rival, teniendo que visitar al Deportivo de la Coruña para conseguir el billete a octavos.

Racing de Santander                                                                                              

El cuarto puesto de la DH1 y último que da el acceso a Copa del Rey fue para el Racing. Tras un arranque liguero complicado, los de Sergio Matabuena han ido ganando confianza y desplegando su buen juego hasta finalizar la primera vuelta con 28 puntos.

La pasada campaña, los santanderinos entraron como terceros. En dieciseisavos se enfrentaron al Atlético Perines en un derbi cántabro que se llevó el Racing por 2-0.

En octavos recibieron al Betis. Los cántabros lograron adelantarse en el minuto 51 con un gol de Neco Celorio y los sevillanos lo empataron en el 65 con un gol obra de Marcos Fernández. El encuentro se fue a los penaltis y el Betis logró pasar a cuartos.

Con el objetivo de mejorar la andadura de la anterior edición, el Racing se enfrentará al Sporting de Gijón en tierras asturianas.

Entre el 6 y el 8 de enero conoceremos si alguno de estos conjuntos, representantes del Grupo 1 de la División de Honor Juvenil, consigue el billete para los octavos de final.