Queda menos de un mes para rodar el balón y disputar la primera jornada liguera. Real Madrid y Rayo Vallecano se verán las caras en un encuentro donde los dos equipos querrán llevarse los tres puntos. Jorge Romero e Iván Amaya, dos entrenadores que ya saben cómo juegan los suyos, tienen ganas de debutar desde los banquillos de los dos equipos en la máxima división de la categoría juvenil. Y qué mejor forma que ganando el partido.

Los últimos dos partidos que enfrentaron a los equipos madrileños fueron encuentros bastante disputados, con ganas por parte de los dos equipos, pero también favorables para el Real Madrid. En lo que al otro lado de la moneda, dos encuentros desafortunados para los de Vallecas. Dos a cero y cuatro a cero fueron los resultados de los partidos que enfrentaron a estos dos equipos en liga en el último año. El Rayo, siempre caracterizado por ser un equipo con garra y lucha, intentó por todos los medios hacerle daño al Real Madrid. Pero este, campeón del grupo 5 de la juvenil División de Honor, se caracteriza por tener muy buenos jugadores y controlar todo el partido prácticamente. A pesar de los esfuerzos puestos por el equipo de Vallecas, fueron insuficientes para batir la portería blanca.

Así, el conjunto franjirrojo espera comenzar el encuentro liguero rompiendo esa mala racha contra el Real Madrid, y es que al tener entrenador nuevo (por parte de los dos equipos) pueden pasar muchas cosas. Iván Amaya, procedente del equipo “B” juvenil del Rayo, y Jorge Romero, procedente del Alcorcón “B” , serán los nuevos técnicos en sentarse en los banquillos de estos equipos, por lo que han tenido tiempo y tendrán aun para estudiar a su rival, así como para analizar su plantilla y ver qué es mejor para ganar el partido.

Está claro que el objetivo del equipo blanco va a ser llevarse de nuevo el título liguero. La pasada temporada logró cosechar 66 puntos en 25 jornadas que fueron suficientes a falta de cinco por disputar para sacarle los justos al Atlético de Madrid y ganar la liga. Por otro lado, el Rayo Vallecano se hizo con el cuarto puesto, por debajo de los mencionados y Real Valladolid. 39 puntos que le hicieron quedar en la zona alta de la tabla, por lo que Iván Amaya, que ya conoce a los suyos y sabe cómo juegan, aspira a quedar mejor clasificado esta temporada.

El míster cuenta con grandes jugadores como Juan Barragán, Álvaro Arich o Nene, la nueva incorporación del Rayo que espera despuntar, y hacerse un hueco en el once, además de pelear por jugar en el equipo “B” del club vallecano. Esto último es algo que más de uno ha conseguido como Juan Barragán, Asier López o Raúl Ruiz, que han hecho la pretemporada con el Rayo “B”. Igualmente, siempre y cuando el club lo vea conveniente, disputarán la primera jornada liguera frente al Real Madrid en juvenil, aportando así su grano de arena al equipo con su calidad y juego para llevarse los tres puntos.  Del mismo modo, el Real Madrid espera aprovechar a todos sus jugadores de calidad, como las nuevas incorporaciones para arrasar al equipo de Vallecas como hizo la última vez que se vio las caras con los franjirrojos.