Álvaro Arich, defensa central del conjunto franjirrojo, será sin duda una de las figuras de la plantilla más importante a lo largo de esta nueva temporada. El jugador disputa otra temporada más con el Rayo Vallecano con muchas ganas y sobre todo con aspiraciones a seguir hacia arriba. El pasado año con Mista se convirtió en el jefe de la defensa del equipo. El jugador del equipo vallecano retrasó así su posición de origen con equipos como el Rayo Ciudad Alcobendas de centrocampista.

Tal es la importancia de su papel en el equipo, que lo podemos ver reflejado en la clasificación de la pasada temporada. El Rayo Vallecano recibió tan sólo 27 goles en 25 partidos, siendo así el quinto equipo en recibir menos goles del Grupo. El equipo de Vallecas acabó por detrás de Atlético de Madrid, Real Madrid, Getafe CF y Real Valladolid. A su vez, es un equipo que no marca muchos goles, ya que el club vallecano consiguió anotar solo 25, por lo que su diferencia acabó siendo negativa a pesar de no encajar mucho.

Con estos datos, podemos elogiar la defensa que Iván Amaya tiene de cara a esta temporada. Sólida y segura para intentar que su portería quede a cero en cualquier momento. Aunque todos los equipos que se encuentran en este grupo 5 de la División de Honor de la categoría juvenil tienen calidad, tanto en la portería como en el ataque. Así que el trabajo del equipo de Vallecas tiene que ser muy bueno desde el minuto uno.

Álvaro Arich afronta su tercer año de juvenil en el Rayo con ganas de saltar al filial vallecano, como Juan Barragán, que ha pasado a hacer la pretemporada con el Rayo Vallecano “B”, al igual que otros como Asier López y Raúl Ruiz. De este modo, el objetivo del jugador, al igual que el de todos sus compañeros es desempeñar un buen papel para el equipo, ya sea para lograr estar en los puestos de arriba de ese grupo 5A, como para intentar dar el salto y explotar futbolísticamente para disputar minutos con los equipos de categorías superiores.

El último partido del Rayo enfrentó a los de Amaya contra el Atlético de Pinto, fue satisfactorio para los franjirrojos, ya que ganaron el partido por dos goles a cero. Así, a falta de menos de un mes, los jugadores se ven con confianza para viajar a Valdebebas y rascar algún punto al actual campeón de liga. Un duelo en el que Arich puede ser fundamental.

Con todo ello, el Rayo Vallecano espera como agua de mayo que llegue la primera jornada liguera para demostrar todo lo que sabe y ha sabido hacer hasta ahora en la pretemporada, siguiendo el ritmo con el que acabó la pasada campaña. El equipo acudirá al estadio del Real Madrid para jugar los primeros minutos del campeonato. Está claro que ambos querrán llevarse los tres puntos, pero tanto el equipo de Iván Amaya, como el de Jorge Romero pondrán a los mejores de sus plantillas para intentar ganar el partido.