Con tan sólo veinte años, Morro ha conseguido dar el salto a Segunda División. El portero del Rayo Vallecano, ya ha disputado tres partidos en la categoría de plata española, siendo así un ejemplo de trabajo, esfuerzo y ganas para toda la cantera del equipo vallecano. El guardameta madrileño ya despuntaba maneras en 2018, siendo este el año de debut con la Sub-19. Al año siguiente, ya jugaba para el juvenil “A” del Rayo, dando el paso al equipo “B” profesional y siendo útil para el primer equipo, puesto que la pasada temporada consiguió jugar un total de siete partidos, tres en Segunda División y cuatro en Copa del Rey.

Alto y ágil, dos adjetivos clave para definir a un portero de la talla de Miguel Ángel Morro. La ausencia de Dimitrievski por coronavirus en el equipo le ha dado la oportunidad de entrar en el once titular de Andoni Iraola. Así, al arquero no le han temblado las piernas, y ha sabido ganarse la titularidad desde el primer partido, puesto que tiene seguridad, y sobre todo ganas por hacer las cosas bien para los suyos.

Sin duda el jugador tiene presente que, para progresar en el fútbol, este deporte tiene que hacerte feliz. Así, todos los canteranos del equipo franjirrojo pueden tomar nota de cara al futuro. De pequeño ya despuntaba maneras en el RSD Alcalá, por lo que tarde o temprano iba a venir algún grande para reclamar al jugador, y así fue, el Rayo Vallecano fue el primero en interesarse por el madrileño. Tras una prueba que el guardameta pasó sin problemas, pasó a formar parte de la plantilla del Rayo.

Trabajo y constancia, siempre presente en Miguel Ángel Morro, que desde bien niño sabía que tenía que tener estos dos factores en cuenta para llegar a algo grande. Así, el portero consiguió su objetivo de jugar con un equipo de categoría como es el Rayo Vallecano. Para ello, tuvo que pasar por las categorías inferiores del mismo, y es que apenas jugó con el juvenil “A”, ya que el Rayo “B” le llamó para formar parte de su plantilla, y el pasado año debutó con el primer equipo en un partido frente al CD Tenerife, partido en el que el equipo vallecano se llevó los tres puntos tras ganar dos a uno en el Estadio de Vallecas.

El que fuera el portero más destacado del Grupo 5 hace dos temporadas tiene contrato hasta 2023, por lo que el equipo tiene portero para varios años, siempre y cuando no pague otro equipo la ficha del mismo, poniéndolo en su plantilla. De este modo, Miguel Ángel afronta la cuarta temporada con el Rayo Vallecano, siendo estos los mejores años de su carrera, después de haber militado en el RSD Alcalá, Real Madrid o Alcobendas Levitt, entre otros.

Actualmente, presume de jugar de titular en el primer equipo de Vallecas, pero no puede bajar los brazos, puesto que un error o falta de constancia en una categoría como la Segunda División, puede costarle el puesto. Por ello, esperamos que el jugador madrileño siga su progresión, mejorando cada día y dando lo mejor de sí para el Rayo Vallecano.

Foto: MARCET Football