El pasado sábado arrancaba la temporada de División de Honor para el CD Móstoles URJC y lo hacía en los Iker Casillas frente al CD Leganés. El partido no se preveía nada fácil para los locales. Un rival de mucho nivel, frente al que no lograron puntuar en la última temporada; un entrenador nuevo, que debutaba en DH y muchos cambios en la plantilla. Todo ello generaba cierta incertidumbre acerca de lo que serían capaz de hacer los mostoleños. Pero nada más lejos de la realidad, los chicos de Jesús Miranda realizaron un gran encuentro y terminaron el partido dejando buenas sensaciones, pese al empate a cero. A continuación, repasamos los aspectos más destacados del CD Móstoles URJC en este primer encuentro de la temporada.

La seguridad de Dani Vlad bajo los palos

El nuevo guardián del arco azulón debutaba con los suyos con una gran actuación. Dani Vlad llegaba este verano a Móstoles procedente del Rayo Vallecano y ya desde la pretemporada se ganaba el puesto de titular en la portería del CD Móstoles URJC. Dani tuvo un gran debut, se mostró muy seguro en todo momento y salvó a su equipo en varias ocasiones.

Poco tardó en llegar su primera intervención, cuando sus compañeros todavía se encontraban algo “fríos” Dani salvaba un mano a mano en una gran intervención. Al filo del descanso Dani pudo demostrar su buena capacidad atlética con una gran estirada a un disparo lejana. Además de realizar estas dos grandes intervenciones Dani se mostró muy concentrado durante todo el encuentro, no concediendo nada a los rivales. Atajó cuando tenía que atajar, despejó siempre bien a los costados y también se mostró bien en los balones aéreos. Si su portero sigue a este nivel, los rivales del CD Móstoles URJC no lo tendrán nada fácil para hacer goles.

El liderazgo de Alberto García

A un capitán se le exige liderazgo, y eso es exactamente lo que demostró Alberto García en el partido contra el Leganés. El capitán del CD Móstoles URJC ya lideró a su equipo la pasada campaña, cuando logró el ascenso a Liga Nacional con el Juvenil “B”. Sus buenas actuaciones en las categorías inferiores del club ya le han valido para entrenar con el primer equipo. Si sigue a este nivel no sería extraño que se pueda perder algunos partidos con el Juvenil por ser convocado con el primer equipo del Móstoles.

En el partido frente al Leganés fue el faro del equipo, el jugador al que buscaban sus compañeros para tratar de superar la buena presión de los “pepineros”. De sus botas llegaron las mejores ocasiones de los “azulones”. Demostró tener un gran golpeo de balón, amenazando la portería rival con un gran disparo lejano en la primera parte, cuando su equipo peor se encontraba, y que sirvió para cambiar la dinámica del partido. También fue el encargado de los lanzamientos a balón parado de los suyos y fue capaz de generar varias ocasiones con su precisión en este tipo de jugadas.

La ambición del equipo

El equipo dirigido por Jesús Miranda demostró frente al Leganés que están preparados para competir contra cualquier equipo de su grupo y que además lo van a hacer de tú a tú. Pese a que un empate contra el Leganés es, a priori, un buen resultado para el CD Móstoles URJC, el equipo mostró su inconformismo, yendo a por los tres puntos cuando el partido agonizaba. En ningún momento pareció que los locales se fueran a conformar con el empate y terminaron el encuentro apretando mucho y creando peligro en el área rival. Una muy buena noticia. Con esta mentalidad y ambición seguro que las victorias no tardarán en llegar.