El pasado fin de semana, el Atlético de Pinto de David Samaniego logró alzarse con la victoria en la jornada 1 de DH5, frente a la AD Alcorcón. El partido tuvo lugar en el Amelia del Castillo de Pinto. Fue una victoria dura y trabajada del Atlético de Pinto, por 2-1, con remontada incluida tras el gol inicial del Alcorcón. Estas fueron algunas de las claves del encuentro:

Fortaleza defensiva

El conjunto dirigido por Samaniego se mostró muy serio en tareas defensivas. Durante la primera parte, pese a no tener el control del esférico y del partido, los pinteños apenas concedieron ocasiones. Todo lo contrario, las mejores ocasiones de la primera parte fueron para el Atlético de Pinto, gracias a su buen hacer defensivo y a los consecutivos contraataques que lanzaba el equipo. Tan solo anotaron un gol, de penalti, fruto de un gran contraataque del Alcorcón.

Durante la segunda parte esta faceta mejoró aún más. No sólo porque el control del partido pasó a ser de los pupilos de Samaniego. También tuvieron unos diez minutos de presión del Alcorcón, con numerosos córners sobre la portería del Pinto, que el equipo supo defender muy bien. Por lo tanto, pese a encajar un gol, una de las claves de la victoria del Pinto fue su solidez defensiva, concediendo muy pocas ocasiones durante el encuentro y facilitando la desesperación del Alcorcón por momentos.

Un equipo nuevo tras el descanso

Es cierto que, durante la primera mitad, pese a no recibir muchas ocasiones, el Atlético de Pinto no terminó de entrar en el partido. Gozó de un par de ocasiones para anotar, pero la sensación general era que el partido se movía al ritmo marcado por el conjunto dirigido por David Rodríguez.

Sin embargo, tras el descanso se vio a un conjunto totalmente distinto. Debió de ser la charla de David Samaniego en el descanso. Porque la segunda parte del Atlético de Pinto fue un paseo. Pese a que hubo un pequeño momento al comienzo de esta mitad en la que el Alcorcón apretó más. A partir de entonces el Atlético de Pinto comenzó a acumular ocasión tras ocasión. Sin duda, los pupilos de Samaniego no salieron simplemente a buscar el empate, si no que salieron del vestuario mentalizados de que había que buscar la victoria. La sensación general de la segunda mitad fue que el Atlético de Pinto podía haber metido sin ningún problema hasta tres o cuatro goles.

La dupla Keita-Antonio

Sin duda, la fortaleza defensiva del equipo es algo que se había advertido durante la pretemporada. Sin embargo, la preocupación podía recaer sobre la eficiencia ofensiva. Lo que este partido aclaró es que este equipo también sabe atacar. Las mejores oportunidades del partido fueron del Atlético de Pinto, la mayoría de ellas con muy buenos contraataques.

Además, cabe destacar la aportación ofensiva de dos futbolistas. Hablamos de Keita y de Antonio. Ambos jugadores formaron una dupla bastante buena durante todo el partido. De hecho, el gol del empate llega tras un gran pase de Keita que deja a Antonio solo delante del portero. Fueron muchas las veces que estos dos jóvenes futbolistas se asociaron y, fruto de esa asociación, el equipo consiguió avanzar en facetas ofensivas. Sin duda, esta dupla es una de las mejores noticias que deja el arranque de temporada para el Atlético de Pinto.

La mentalidad ganadora

Por último, una de las claves del encuentro fue la mentalidad ganadora del equipo, sobre todo en la segunda mitad. El conjunto dirigido por Samaniego salió al campo con la intención clara de llevarse los tres puntos, pero sobre todo, de dejarse todo lo que llevaban dentro en el terreno de juego.

Esto es algo que se advirtió. Se vio un equipo que busca dar la sorpresa. Muy serios en todo momento y con ganas de resarcirse de la mala temporada del equipo el año anterior. Sin duda, los tres puntos son una gran noticia para el equipo. Pero por encima de la victoria, está la mentalidad que el equipo mostró durante todo el partido. Un equipo unido, solidario, serio y que salió a por la victoria, un equipo con hambre de demostrar todo su potencial.