El fútbol es una caja de sorpresas. De historias que hacen que este deporte adquiera una mística diferente al del resto. También en el fútbol de cantera y, en concreto, en el de categoría juvenil. Como si de un tebeo de Astérix y Obelix se tratase, un reducto de grandes jóvenes resiste a la incierta situación que atraviesa su club. Porque este RC Deportivo de la Coruña ha demostrado a lo largo de la temporada que soñar está más que permitido. Y hacerlo realidad también. Porque puede darse la situación de ver a un club de 1º RFEF (la antigua 2ºB) en la máxima competición del fútbol juvenil español.

Pero, ¿cómo se consigue llegar a una meta tan alta? Es momento de analizar y el entender el por qué del éxito de este RC Deportivo que está a un paso de vencer en la Copa de Campeones:

ÓSCAR GILSANZ, TRABAJO DESDE LA TRANQUILIDAD

Consciente de la importancia de la misión que se le encomendó, Óscar Gilsanz ha dotado a su equipo de una competitividad mayúscula (RC Celta de Vigo y Real Madrid pueden dar fe de ello) ante rivales directos en la lucha por el campeonato.

No sólo eso, su cercanía ayuda a que los jugadores afronten desde la tranquilidad cualquier reto que se les presente. El ex técnico de Laracha y Racing Club Villalbes imprime un sello propio a un equipo que recuerda a las mágicas noches de Riazor. Un equipo con ADN coruñés.

LA CAPTACIÓN: ACERTAR DESDE EL MINUTO 1

No es fácil reforzar un equipo y encontrar a piezas que encajen en el puzle desde su llegada. Con Albert Gil y, ahora, con Fran González se han hecho las cosas muy bien. El mejor ejemplo, las incorporaciones de dos jugadores como Brais Val y Guille Bueno esta temporada.

Foto: Álvaro Sanz

Del primero se puede afirmar que el equipo nota su calidad a nivel táctico, al igual que un Guille Bueno que se ha hecho gigante desde la defensa. En especial, desde la Copa de Campeones.

UNA BASE DE ADN DEPORTIVISTA

Jugadores como Dani Barcia, defensa central, que ha recorrido todas las categorías inferiores del club o los recién renovados David Mella y Jairo Noriega demuestran que en el RC Deportivo la cantera ocupa un lugar primordial. El mejor ejemplo es que el primero de los tres mencionados ya ha debutado con el primer equipo esta temporada.

Foto: Álvaro Sanz

Otros ejemplos son los de Juan Rodríguez (defensa central en dinámica del primer equipo) y Álvaro Pérez `Trilli´. Ambos son internacionales por la selección española, al igual que David Mella. El primero ya ha manifestado su deseo de permanecer en el RC Deportivo. Y el segundo, nacido en Ferrol, sigue creciendo a pasos agigantados cada temporada.

Tampoco conviene olvidarse de otros jugadores como Cristian Canales, extremo también internacional con la Selección Española, que ejemplifican que en Abegondo el talento no deja de florecer.

¿Y EL FUTURO?

Desde 1996 el RC Deportivo no alcanzaba una final de la Copa de Campeones. Sin duda, estamos ante una generación especial. La actual situación del primer equipo, en 1º RFEF, puede ayudar a que varios jugadores de esta camada puedan alcanzar el fútbol profesional en breve. Brais Val ya ha formado parte de la dinámica del Deportivo Fabril, igual que Yeremay Hernández y así como Juan Rodríguez ya conoce lo que es formar parte del primer equipo. Son sólo algunos ejemplos. Pero, lo más importante, es que sus actuaciones son el mejor escaparate e ilusión para sus aficionados, directivos y resto de cuerpos técnicos.