La Real Sociedad ha logrado la victoria por tres goles a cero ante el Oberena en las instalaciones deportivas de Zubieta. Gracias a estos tres puntos, los donostiarras ponen fin a su mala racha de resultados en la que habían sumado tres puntos de los últimos quince. Por su parte, el equipo de Pamplona suma una nueva derrota que le impide acercarse a los puestos de salvación.

El partido comenzó con un ritmo muy lento. Ambos equipos estaban observando los fortalezas y las debilidades de su rival y apenas había ocasiones de llegadas en las áreas. El paso de los minutos comenzó a favorecer a los locales que empezaron a llegar al área de los de Pamplona con peligro. Tras varios avisos, una gran jugada de Aimar por banda dejó solo Lebarbier para que el «8» Txuri Urdin batiese a placer al guardameta logrando hacer el primero.

A pesar de la desventaja en el marcador, el Oberena estaba llegando al área donostiarra a través del balón parado. Sin embargo, sus ocasiones no se traducían en ninguna intervención meritoria del guardameta.

La Real Sociedad seguía intentándolo y estuvo a punto de repetir la jugada del primer tanto pero en esta ocasión Iker Otadui no pudo conectar el balón a puerta. La superioridad en el juego era mayor de lo que mostraba el marcador y antes de finalizar la primera parte, una gran jugada por la izquierda hizo que Iván Estrecha lograse poner el segundo a favor de su equipo antes del descanso.

Tras el paso por el túnel de vestuarios, el Oberena seguía intentando crear peligro con sus armas pero no lograba inquietar al guardameta rival. La Real Sociedad quería dormir el partido gracias a la ventaja en la primera parte a través del dominio de la posesión en el centro del campo.

Con el paso de los minutos, Mikel Llorente dio entrada en el terreno de juego a varios futbolistas desde el banquillo para intentar restablecer su idea de juego y poder amarrar el resultado sin tener que sufrir en el último tramo del partido.

Finalmente, los locales lograron sentenciar el encuentro y cualquier reacción del Obrenena con una gran jugada que acabó con el remate a placer de Mariezkurrena y el resultado final de tres goles a cero. 

Con esta victoria, la Real Sociedad pone fin a su mala racha de resultados y vuelve a sumar tres puntos tras más de dos meses sin hacerlo. Por su parte, el Oberena se aleja cada vez más de los puestos de permanencia en la DH2. En la próxima semana, el equipo de Mikel Llorente viajará hasta Logroño para enfrentarse contra el Logroñés y los de Pamplona recibirán en su estadio al Tudelano.