El conjunto de la isla de Fuerteventura se ha revelado como uno de los mejores conjuntos de la DH6. La Oliva quiere ser el mejor de los mortales, ya que actualmente se encuentran en tercera posición. A continuación vamos a repasar cuál ha sido la travesía del conjunto canario y las claves de su gran campaña 23/24.

Irregularidad en el primer tramo de la temporada

La Oliva disputó la División de Honor en la 21/22 después de ascender de Liga Nacional. En aquella temporada, el conjunto rojillo quedó en una meritoria décima plaza, sumada a la séptima que consiguió en la campaña pasada. Para esta, el equipo dirigido por Marcelino Morales quería mantenerse en ese estatus y, por qué no, ser más ambiciosos y luchar por meterse entre los cinco primeros.

En el primer partido de la temporada, La Oliva venció ante el Juventud Laguna por 0-2, pero se llevó un jarro de agua fría al caer derrotado por 0-3 ante el Tenerife. Volvió a perder por el mismo resultado ante Universitario, aunque se resarcieron con una goleada ante la Orientación Marítima. Esta irregularidad de resultados fue la tónica habitual del equipo en la primera parte de la temporada.

En octubre, La Oliva combinó derrotas abultadas con resultados positivos. Cayó ante Las Palmas y el Marino, empató ante el Sobradillo y venció al Unión Viera y al Atlético Paso. En el mes siguiente, el club de Fuerteventura realizó un hito curioso; empató 2-2 en todos sus encuentros de noviembre. Estos partidos fueron ante el San José, Acodetti y Arucas.

Año nuevo, vida nueva

A principios de 2024, La Oliva encadenó una serie de buenos resultados que le permitieron salir de aquel valle de rendimiento. Ya terminó diciembre con grandes sensaciones tras vencer al Mensajero por 1-0, pero comenzaría enero con mejor pie todavía. La Oliva venció al Juventud Laguna y asaltó el feudo del Tenerife al ganar a los blanquiazules por 1-2. Tras ello, encadenarían otra victoria ante Universitario, que a la postre sería su rival por el tercer puesto.

Febrero no comenzó de la mejor manera posible para los de Marcelino Morales, ya que cayeron derrotados ante la Orientación Marítima. No obstante, consiguieron un muy meritorio empate en casa ante el campeón, la UD Las Palmas. Este ha sido uno de los pocos pinchazos del cuadro amarillo en la presente campaña.

El mejor del los mortales

En los últimos meses después de aquel hito, La Oliva quiere ser el mejor de los mortales, después de Las Palmas y Tenerife. Para ello, debería disputarse la tercera plaza con Universitario, una de la revelaciones de la temporada. En la última jornada, los rojos vencieron al Arucas y Universitario pinchó, por lo que ascendieron a la preciada tercera posición de la DH6.

Las claves del éxito de La Oliva

A falta de tres jornadas, La Oliva tiene posibilidades reales de consumar la mejor temporada del equipo en División de Honor. Una de las claves de esto son los pocos goles encajados, gracias a la increíble temporada de su portero Eric Robaina. El guardameta se ha establecido como uno de los guardametas de la temporada y se sitúa tercero en la lista del zamora con 24 goles encajados en 25 partidos.

Además, la faceta goleadora del equipo también es una de las grandes razones de peso de su éxito. David Suárez, el ariete, lleva 11 goles en esta temporada y es clave para La Oliva en la fase atacante. Finalmente, el desplome de otros equipos ha permitido a los de Fuerteventura auparse a lo alto. Principalmente el del Arucas, que tras clasificarse para Copa del Rey continúa en caída libre.

La Oliva quiere ser el mejor de los mortales en esta temporada, por lo que se tomará los tres partidos restantes como finales para lograr su objetivo final. Sin embargo, el simple hecho de estar en este estado de forma es un logro para los isleños.