Tras un inicio liguero irregular, que pudo sembrar dudas en la cabeza de los aficionados racinguistas, los de Sergio Matabuena demuestran que han llegado para quedarse en la zona alta de la clasificación. La confianza del equipo aumenta en cada jornada y eso se ve reflejado en los resultados.

Adaptación y confianza

Los principios no siempre son lo esperado y, cuando un equipo sufre cambios, éste requiere de un período de adaptación. El Racing de Santander es la prueba de ello. Sus números en las siete primeras jornadas de la competición no invitaban al optimismo. Nueve de los 21 puntos posibles reflejaban un inicio de liga complicado y trastabillado para los cántabros.

“Era un equipo muy nuevo, teníamos pocos chicos del año pasado y esto siempre lleva tiempo y cuesta”, confirma Sergio Matabuena. A pesar de ello, el trabajo y la confianza han permitido a los verdiblancos dar la vuelta a esta dinámica, así lo sostiene su entrenador: “Siempre hemos confiado en el trabajo de los chicos, que es muy bueno, y la progresión está ahí en cuanto a resultados”. En la jornada 12, tras ganar al C. D. Lugo por 6-2, se colocan ya cuartos con 22 puntos y suman seis partidos sin conocer la derrota.

Imagen
Samu Calera recibiendo instrucciones de Sergio Matabuena.

Otro de los aspectos que se ha visto mejorado es la faceta goleadora. En las seis primeras jornadas, acumulaban ocho goles a favor; sin embargo, si sumamos los tantos logrados en las seis siguientes jornadas, la cifra se ve muy superada: 17 goles a favor.

Además, estos números son mejorados gracias al trabajo defensivo. Son, junto con el Sporting de Gijón, el segundo equipo menos goleado de la DH1, solo superados por el Deportivo de la Coruña.

Objetivo: Copa del Rey

Son nueve los puntos que quedan en juego. Con los tres de arriba, salvo catástrofe, prácticamente clasificados, los de Sergio Matabuena quieren asegurarse la cuarta posición. El Club Bansander, su máximo rival en la lucha por ese puesto. Los rojillos están a solo un punto de los racinguistas y tienen un calendario, aparentemente más sencillo: Arosa, Gimnástica y Lugo. El Racing, se la jugará ante el Ural Español, Deportivo de la Coruña y Atlético Perines.

El empate ante al Celta en la jornada 11 demuestra que este Racing no se amedrenta ante los primeros de la tabla. Seguir alargando la racha de buen juego y resultados es la línea a seguir, y así lo afirma su entrenador: “Ya veíamos de hace tiempo que el equipo iba jugando mejor. Esperemos seguir así de aquí a lo que resta de temporada”.

Tras ese arranque liguero complicado, el Racing de Santander quiere certificar su buen estado de forma sellando la clasificación de Copa del Rey y acercándose lo máximo posible a los tres de arriba.