El Atlético Madrileño recibía en la jornada 10 del grupo 7 al Alboraya UD en un partido en el que ambos equipos estaban en cuarta y quinta posición respectivamente. El partido terminó 2-2 en un partido muy emocionante y bien disputado por ambos equipos. Hubo espectáculo en Alcalá.

El duelo se presuponía interesante desde el inicio por su cercanía en la clasificación. La primera parte hubo tramos de ocasiones para cada conjunto, pero el Alboraya tuvo un par de ocasiones claras que pudieron ser gol. La primera la sacó el Atlético sobre la línea y la otra fue una gran parada del portero local en un mano a mano. El partido se iba al descanso con 0-0, pero con gran demostración de ambos equipos.

Segunda parte de goles

El espectáculo comenzó en la segunda parte con la ráfaga de goles e intensidad. El Atlético se adelantó en el 49 con gol de Pablo Pan en una jugada a balón parado en la que el central marcaría de cabeza. El partido no tuvo respiro a partir de ese gol. Le duró poco la alegría a los locales, ya que en el minuto 50 llegaría el empate en otra jugada a balón parado en la que Mario Cervera anotaría el empate. En el 59 en una jugada en la que hubo algunos rebotes llegaría el 2-1 por parte de los rojiblancos obra de Jairo Fernández.

Cuando ya entrábamos en la recta final del encuentro, el equipo visitante no se iba a rendir y dicho y hecho. En el minuto 79 llegaría el empate con un gol en un centro en el que Mario Cervera marcaría y completaría su doblete. El número 11 del Alboraya jugó un partido colosal en el que, más allá de los dos goles, fue un quebradero de cabeza para la defensa por su gran velocidad y talento a la hora de encarar. Hubo espectáculo en Alcalá y cada equipo se fue con un punto justo para ambos.

Espectáculo en Alcalá

Para la próxima jornada el Atlético Madrileño tendrá que visitar al Valencia en un partidazo por la lucha de las posiciones de cabeza de la clasificación. Por su parte el Alboraya recibirá a la CD Roda para intentar continuar con su gran temporada.