El Turquía vs España de la Ronda Élite sub-17 nos dejó un partido con mucha ida y vuelta y con numerosas ocasiones para ambos equipos. Por un lado, los locales llegaban al encuentro tras una derrota por uno a dos frente a la selección alemana. Por otro lado, España había conseguido los tres puntos frente a Finlandia. Los turcos estaban obligados a sacar algún punto si querían seguir teniendo opciones en esta Ronda Élite, por lo que fueron con todo a por el partido, sobre todo en la segunda mitad.

La primera parte comenzó algo alocada. En apenas tres minutos cada equipo gozó de una ocasión que ninguno supo aprovechar. Los turcos, que salieron con una 4-4-2 muy cerrada, esperaban a España en un bloque medio, cediendoles la posesión y sin apenas dejarles jugar el balón por dentro. Gracias a esto las bandas quedaron muy libres y tuvieron un gran protagonismo durante esta parte. Hubo ocasiones por un lado y por el otro. España, gracias a la liberación de sus jugadores más abiertos, conectó varios centros laterales, que no pudieron ser rematados con precisión. En cambio, Turquía aprovechó las pérdidas visitantes para contraatacar con mucha velocidad, lo que generó un gran peligro. 

Turquía mandó una al palo

La ocasión más clara la tuvieron los locales en el minuto veinte. Recep Dilek remató con la testa un centro desde la izquierda que mandó al larguero. El nueve turco cazó el rechace pero se le fue fuera. Los de Julen Guerrero también lo intentaron desde fuera del área con algún disparo pero no generaron grandes problemas para el guardameta. El final de la primera parte fue más calmado en cuanto a ocasiones y España fue muy protagonista, teniendo dominado el balón en casi todo momento. De esta manera nos fuimos al descanso con el cero a cero inicial

Segunda parte sufrida para España

De nuevo, como en la primera mitad, ambos equipos tuvieron ocasiones nada más empezar. A diferencia de los primeros cuarenta y cinco minutos de juego, la selección turca planteó una presión mucho más alta, prácticamente sin dejar pensar a los centrales españoles. Gracias a esta exhaustiva presión los jugadores turcos forzaron muchos errores y pérdidas en la salida de balón visitante.

Turquía no dejó de ahogar a los jugadores españoles en toda la segunda mitad y gozaron de varias ocasiones que no llegaron a intimidar del todo a Raúl Jiménez, ya que les faltó precisión. España también tuvo las suyas cuando conseguía conectar con claridad y precisión en salida de balón pero, al igual que los turcos, no estuvieron acertados de cara a puerta. De hecho, al presentar una presión tan alta, se generaron grandes espacios a las espaldas de la defensa turca pero los de la sub-17 española no supieron aprovecharlo.

La ocasión más clara de la segunda mitad llegó en el minuto ochenta y nueve de la mano de Dani Díaz, una de las perlas de la selección. El extremo cántabro cruzó demasiado su tiro a escasos metros de la portería y no pudo marcar el gol que hubiera dado la victoria a los suyos. Finalmente el encuentro acabó tal y como empezó. 

El Turquía vs España de la Ronda Élite sub-17 se sentenció sin goles ni para unos ni para otros. A pesar de haber sido un partido con bastantes ocasiones, ninguno de los dos equipos estuvo acertado de cara a puerta. El planteamiento en la segunda mitad del conjunto local puso en apuros a los de Julen Guerrero, que en la siguiente jornada se verán las caras con la cabeza del grupo D, Alemania. La selección turca tendrá que medirse a la finlandesa, que aún no ha conseguido cosechar ni un solo punto. Recordemos que clasifican todos los segundos menos uno. Para asegurar el pase y no depender de otros resultados España tendría que ganar