Los rojinegros consiguieron una importantísima victoria en su último partido para seguir aferrados a la salvación. El Unión Viera cree en la permanencia, ya que a falta de cuatro partidos pueden mantener la categoría. El conjunto de Las Palmas de Gran Canaria cortó una racha de siete partidos sin ganar y están más unidos que nunca en la búsqueda de estar otra temporada más en la DH6.

Comienzo fulgurante

Después de una meritoria octava plaza la campaña pasada, el Unión Viera quería repetir una temporada más en la zona tranquila de la tabla. No obstante, el inicio de la 23/24 fue tan ilusionante que la emoción se apoderó del club grancanario.

En las tres primeras jornadas, los rojinegros vencieron por la mínima al Sobradillo y al Acodetti y golearon al San José por 3-0. Tres porterías a cero, cinco goles marcados y nueve puntos de nueve. Con este inicio de campaña, los de Rubén Sánchez esperaban pelear por estar en la parte alta de la tabla.

Valle de rendimiento e irregularidad

No obstante, el Arucas devolvió a la realidad al Unión Viera, perdiendo 5-3 ante el equipo blanco. Tras ello, los grancanarios encadenaron otras dos derrotas seguidas; por 0-3 ante el Huracán y 2-1 frente a La Oliva. Volvieron a la senda de la victoria ante el Mensajero, pero no volvieron a ganar hasta tres jornadas después.

Esta espiral de resultados irregulares le ha condenado al Unión Viera durante toda la temporada. Los rojinegros no han vuelto a encadenar dos victorias consecutivas desde las tres primeras jornadas, por lo que se han visto avocados a la lucha por el descenso. Una de las claves de esto son los goles encajados: 46. Es el tercer equipo que más goles recibe, empatado con el San Fernando. Delante de ellos solo se encuentran el Marino (50) y el San José (62).

En 2024, los resultados del Unión Viera no han sido mucho mejores. Hasta la última jornada disputada, los de Rubén Sánchez tan solo habían conseguido una victoria en todo el año; ante el Acodetti en La Mayordomía. Tras ella, el equipo de la isla de Gran Canaria encadenó siete partidos seguidos sin conseguir un triunfo. Especialmente sangrante fue el mes de marzo, en el que perdieron los tres partidos, encajaron nueve goles y no anotaron ninguno ante Juventud Laguna, Tenerife y Universitario.

El Unión Viera cree en la permanencia

A pesar de los malos resultados, en el fútbol siempre tienes la oportunidad de redimirte cada semana, y esto fue lo que hizo la plantilla. Se conjuró y sacaron una victoria importantísima ante la Orientación Marítima por 1-2. Con este triunfo, los rojinegros continúan un puesto por encima de la salvación, ya que sus perseguidores también ganaron en la última jornada: el Mensajero por 5-0 y el Marino por 0-1.

En el siguiente partido el Unión Viera tendrá que obrar el milagro de rascar algo ante la UD Las Palmas, el líder incontestable del grupo. No obstante, y a pesar de lo que supone el partido contra los pío pío, el Unión Viera cree en la permanencia.

Su calendario tras el siguiente encuentro es mejor que el de sus perseguidores, ya que se enfrenta a dos de los rivales directos. San Fernando, Atlético Paso y Marino serán las tres finales que los de Rubén Sánchez tendrán que ganar para permanecer un año más en la máxima categoría juvenil.