El primer encuentro de la jornada 28 del DH5 enfrentaba a dos equipos con metas muy distintas. Un Real Madrid al que solo le valía ganar si quería retrasar unas horas el título del Atlético de Madrid y agarrarse a un posible pinchazo, contra un Fuenlabrada jugándose la vida en la categoría. El Real Madrid golea 4-0 al Fuenlabrada el día del alirón rojiblanco.

Choque de estilos

El comienzo del encuentro iba a ser fulgurante. Tan solo a los 20 segundos de juego el Fuenlabrada iba a tener un remate en la cabeza de Sergio que se iba a marchar por encima de la meta merengue. A continuación, respondió el Madrid con una jugada calcada que finalizó con un remate de cabeza defectuoso de Hugo de Llanos. Nada más lejos de la realidad, este comienzo tan movido no iba a suponer un reflejo de lo que sería la primera mitad.

Un Fuenlabrada con defensa de cinco hombres iba a frenar a los de Arbeloa en seco. El conjunto blanco iba a intentar penetrar sobre todo por la banda derecha de Fortea y Paulo Iago, ya que el centro estaba muy poblado. Los blancos eran pacientes, pero la gran agresividad de los tres centrales del conjunto de Javi Encinas y también de sus mediocentros hacían que tan solo pudieran acabar las jugadas en tímidos disparos o en centros laterales, en un área poblada de jugadores azules.

Dos remates desviados en el 23’ y el 37’ de Hugo de Llanos y Paulo Iago respectivamente fue lo mejor que pudieron crear los blancos. El Fuenlabrada, por su parte, intentaba salir a la contra buscando a Santos con balones en largo y la velocidad de Sergio por la banda. La mejor para los azules más allá de la que tuvieron en el primer minuto fue un remate de cabeza desviado en el 39’.

Un gol que cambia todo

Parecía que el desarrollo de la segunda mitad iba a ser el mismo que el del primer tiempo, pero una acción en el minuto 52 lo cambió todo. Pegado a la banda derecha y desde casi el centro del campo, Paulo Iago se inventó un genial pase que encontró a Hugo de Llanos en el área del Fuenla. El máximo artillero del Madrid controló y definió a las mil maravillas para adelantar a su equipo.

A partir de aquí los de Javi Encinas tuvieron que buscar alternativas para intentar acercarse a la meta defendida por Álvaro González. Los del sur de Madrid aumentaron la intensidad en la presión y pudieron cazar alguna salida peligrosa. La más clara fue de Santos, que en el 66’ a punto estuvo de sorprender al guardameta madridista con un disparo desde el centro del campo.

Sin embargo, el desgaste fue haciendo mella y el Madrid podía jugar cada vez más cómodo por dentro, especialmente con un Paulo Iago muy activo y que se alejó de la banda para jugar en posiciones más centradas. Con el Madrid moviendo la pelota y haciendo cambios, llegó un arreón final que castigó mucho al Fuenla en apenas unos minutos. En el 86’ Fortea marcaba después de otro gran balón de Paulo Iago que completó un gran partido. Dos minutos más tarde, Joan Mascaró remataba el encuentro e Iker Bravo de nuevo a pase de Paulo Iago ponía la guinda en el descuento. Finalmente, el Real Madrid golea al Fuenlabrada por 4-0.

Próximas jornadas.

En su próxima jornada, el Real Madrid que ya solo puede optar a ser el mejor segundo, viajará Mérida y el Fuenla recibe en casa al Numancia en un duelo clave por la permanencia en la categoría.