El Real Betis se clasificó para octavos de final de la Copa del Rey el pasado 2 de febrero tras vencer 2-0 al Sevilla. Es cierto que falta mucho camino para llegar a la final y, más aún, para ganarla. Pero el conjunto bético ya sabe lo que es ganar esta competición en la categoría juvenil.

La primera vez que un equipo juvenil del Betis ganó la Copa fue en la temporada 1982/83. El equipo andaluz venció en la final por 3-1 al Real Madrid, el segundo equipo que más veces ha ganado esta competición. Al vencer a los merengues consiguieron su primer título copero a nivel juvenil. Un Real Madrid en el que militó Paco Llorente, hijo del mítico madridista Paco Gento (1933-2022). Y, también, padre de Marcos Llorente, exjugador del Real Madrid y actual futbolista del primer equipo del Atlético de Madrid.

Unos años después, en la 89/90, el Betis repitió la gesta. En esa ocasión vencieron al FC Barcelona, quedando 4-2. Una final que se disputó en el Estadio Carlos Belmonte de Albacete. En este partido, Ángel Cuellar metió tres goles. Un futbolista que, precisamente, terminaría ganando la edición de la Copa del Rey de 1997 con el primer equipo del Barcelona. Cuéllar debutaría al año siguiente con el primer equipo del Betis, donde jugó nueve años, en dos etapas separadas por sus temporadas de culé. Además, llegó a debutar con la Selección Española de la mano de Javier Clemente.

Dos temporadas después, en la 1991/92, los juveniles jugarían una nueva final, aunque esta vez la perdieron. El Athletic Club venció a los verdiblancos en penaltis a los que llegaron tras empatar a uno. Una tanda de penaltis que, en cambio, ganaron en la 97/98 contra el Alavés por 4-3. Tras un partido sin goles, desde los once metros ganaron su tercer título juvenil de la Copa.

Al partido, que se disputó en Toledo, el juvenil verdiblanco llegó tras eliminar al Valencia, al Oviedo y al Hércules. Y entre sus filas jugó Fernando Varela, el ya mítico jugador bético que en 2005 alzó la Copa del Rey con el primer equipo. Además, el futbolista de Dos Hermanas ganó el Mundial Sub-20 de Nigeria (1999), junto a jugadores como Xavi Hernández, Iker Casillas o Joaquín.

Y en la siguiente temporada (1998/99), el Real Betis alcanzó su segunda final consecutiva. Para conseguirlo vencieron al Hércules y al Rayo Vallecano para enfrentarse al Barcelona en semifinales. Cruce que presenciaron personalidades culés de la talla de Serra Ferrer, Van Gaal -en ese momento técnico del primer equipo del Barcelona- o Ronald Koeman.

Este partido, lo disputó Joaquín, la leyenda del beticismo. El jugador andaluz, luciendo el número 7, fue uno de los protagonistas de la eliminatoria. En el partido de ida, dio dos asistencias para lograr un 4-1 que dejaría sentenciada de antemano la semifinal.

La final se disputó en Olivenza, Badajoz, y el Real Betis hubo de enfrentarse al Real Madrid, como ya hiciera en 1983. En el equipo madridista militaba Francisco Pavón, quien llegaría al primer equipo para ganar la Champions League del 2002.

El partido lo comenzó ganando el Real Madrid, pero los goles de Pavón en propia meta y Dani dieron el triunfo a los béticos. De esta manera alzaron su cuarta Copa del Rey juvenil. Un historial que acredita que el Betis es muy fiable en esta categoría, habiendo ganado cuatro de cinco finales disputadas, ya que la de 1999 fue la última que jugaron. Desde entonces el filial verdiblanco siempre se ha quedado por el camino. Una competición que se les resiste desde hace 20 años (sin contar las ediciones de 2020 y 2021 que no se disputaron por el Covid-19).

Ahora que se ha reanudado la competición, el equipo dirigido por Aitor Martínez es uno de los principales candidatos. Se trata del único equipo de División de Honor, junto a Tenerife y Celta de Vigo, que no ha perdido ningún partido. Ahora, el Betis, emparejado con el Racing de Santander, buscará ganar una Copa del Rey que se le resiste desde hace dos décadas.