El Ranero Club de Fútbol es uno de los equipos que acaba de ascender a División de Honor, la máxima categoría de juveniles. A los mandos de este equipo está Antonio Morote, que llegó al club hace unos años, procedente del Murcia, y ha conseguido el ansiado ascenso para el club.

De donde viene el Ranero

El Ranero es un equipo de la ciudad de Murcia, equipo histórico de la zona que lleva más de 35 años a las espaldas. Con 21 equipos en las categorías de fútbol base (prebenjamines hasta juveniles) cuenta con 400 niños y niñas creciendo y jugando a este deporte.

El nombre del club viene determinado por el barrio en el que se encuentra, el barrio de El Ranero, y es ahí donde se encuentra su sede, en pleno corazón de la ciudad. El equipo que desde que nació hasta hoy en día inculca los valores del fútbol de barrio, un fútbol que se basa en su gente.

No es una aparición novedosa en la División de Honor ya que, en la temporada 17/18 consiguió ascender, y además quedó en sexta posición siendo el equipo de Murcia que mejores resultados obtuvo ese año. Se mantuvo en la categoría hasta 2019, precisamente ese año llegó a las riendas del juvenil A Antonio Moroto, actual técnico del equipo.

Ranero CF en División de Honor en la temporada 18/19
Ranero CF en División de Honor en la temporada 18/19 // FOTO: Ranero CF

«Cogí el equipo a falta de 4 jornadas cuando no había nada que hacer» Declaraciones del técnico sobre la temporada en la que llegó al equipo. Tras 2 temporadas en División de Honor, el equipo descendió y a base de esfuerzo y trabajo han conseguido el objetivo esta última temporada.

Temporada 22/23

La temporada 22/23 para el Ranero ha sido una temporada muy completa, una temporada donde el equipo ha sido un puñal arriba y un muro en la defensa; 83 goles a favor, siendo el equipo más goleador de su grupo con 21 tantos de su delantero Juan Lucas, y 29 goles en contra solo por detrás del UCAM con 24.

«Un buen inicio de temporada con muchos goles, y en nuestro campo apenas nos han metido goles»

Pero en toda temporada hay un punto clave, un punto de inflexión en el que el equipo o sube su rendimiento o baja su nivel por los nervios de ver el ascenso cerca o de verlo muy lejos. Y esto fue lo que le pasó al Ranero; a falta de 8 jornadas se veían a 10 puntos del primero en la tabla, se veían sin la recompensa del ascenso después de haber luchado el ascenso desde la jornada 1. Y ahí es cuando la figura del entrenador lleva la nota dominante y se ve si sus jugadores confían en él

«Les dije a mis jugadores que los últimos 8 partidos los íbamos a ganar, hacedme caso que los vamos a ganar». Jornada tras jornada comenzaron a ganar los partidos, cada vez se creía más en el ascenso. Y es que en los últimos 8 partidos cosecharon 7 victorias y un empate.

«Conseguimos el ascenso en la penúltima jornada, y en la última nos jugamos el título»

Sin duda un final de temporada para ponerle el broche de oro, ya que en la última jornada se enfrentaban contra uno de los grandes, el UCAM Murcia Juvenil B. Ante la imposibilidad de ascenso del UCAM, el Ranero logró el ascenso en la penúltima jornada. Y aunque ya habían logrado hacer su trabajo, quedaba la última jornada para disputarse el título.

«Hemos sido muy superiores» es lo que dice Moroto sobre la temporada, un juego extraordinario, sin que le llegasen a generar peligro y así terminó su temporada, ganando el último partido a los universitarios, en casa y con el título y el ascenso bajo el hombro.

Antonio Morote, entrenador del Ranero CF
Antonio Morote, entrenador del Ranero CF

División de Honor, todo un reto

«Somos el equipo del barrio de toda la vida, no tenemos el dinero que tienen en el Cartagena, el Murcia y el UCAM». 

El «Rayo Vallecano de Murcia» así es como define el técnico a su equipo tras ser el cuarto equipo de Murcia y ser un equipo que trabaja con jugadores del barrio. El grupo 7 de la División de Honor, un grupo atractivo de ver ya que nunca se sabe que ocurre hasta la última jornada: «No tenemos nada que perder» dice Moroto de cara a la temporada que viene.

«Nos vamos a hacer fuerte en casa, en nuestro campo es donde más posibilidades tenemos para conseguir algo bonito»

Además el técnico empieza desde cero con el Juvenil A en División de Honor, tras un paso amargo en la 18/19, espera de esta temporada culminar el trabajo que conlleva un ascenso, mantenerse.

«Sé que es difícil, pero el objetivo es mantenerse en la categoría todo lo que se pueda»