El Fuenlabrada gana al Badajoz (2-0) y consigue el objetivo de la permanencia, si no pasa algo extraordinario, con siete jornadas por jugar. Los de Javier Encinas resolvieron el partido en la segunda parte gracias, también, a una expulsión de los visitantes, que les dejó el partido de cara. El Fuenla fue el claro dominador del encuentro y el Badajoz compitió bien hasta la tarjeta roja, que desequilibró el encuentro.

 

Primera parte: una puerta que el Fuenla no podía abrir

Pese a las dos ocasiones que tuvo en Fuenla en los primeros diez minutos de partido, la primera parte sería un “quiero y no puedo” para los de azul. El Badajoz le puso las cosas complicadas, sobre todo cuando daban un paso atrás, y defendía bien el área y las llegadas locales. Los pacenses tuvieron bien la pelota en algunos tramos, pero no consiguieron inquietar la meta de Ríos.

A partir del minuto 20, el Fuenla dio un paso adelante y metió una marcha más al encuentro. Gracias, en gran parte, a Jaime Amaro, los locales se hicieron con el dominio y el control del juego. Les costaba un poco la construcción del juego, pero cuando Jaime recibía, empezaban a pasarle cosas buenas a su equipo. Una doble parada del guardameta pacense en el 30, y un mano a mano que le sacó a Sevillano, dieron vida a su equipo. Al final, el arbitro ordenó el paso por vestuarios y el Badajoz seguía ahí, habiendo pasado algunos apuros, pero con su puerta cerrada, la cual el Fuenla no supo abrir.

Segunda parte: una expulsión que cambió todo

En la segunda parte el Fuenlabrada salió a por el partido, consciente de que el objetivo estaba cerca. Intuimos que Javi Encinas dio un toque de atención al equipo porque salió mucho mejor. Dándole ritmo a la circulación y castigando por banda, el Badajoz se veía incapaz de salir y tener las posesiones que tuvo en la primera mitad. Varias ocasiones locales, sin ser demasiado claras, ya ponían en alerta a los blanquinegros.

Si el Badajoz empezaba a estar incómodo, en el minuto 60 se frustra todo su plan de partido. Doble amarilla para Aaron, la segunda por simular un penalti, y media hora con un jugador menos. A partir de ahí, fue un acoso y derribo local. Intentó ajustar Juan Carlos Román con un doble cambio, pero el Badajoz estaba muy superado. En el 65, Rulo pone el 1-0. Dos minutos después, el Fuenlabrada manda un balón al larguero. Posteriormente, en el 77, López marca el 2-0 definitivo.

Fue mal día para los pacenses que, si no es por su portero, hubiesen podido recibir una goleada. Los dos entrenadores visitantes fueron expulsados también por protestar.

Próximos encuentros

El Fuenlabrada se sitúa noveno en la tabla, empatado a puntos con el Rayo Majadahonda (octavo). Esta victoria supone, prácticamente, conseguir su objetivo de inicio de temporada: la salvación. En la próxima jornada viajarán a Hortaleza, un campo complicado y un rival que se juega la vida, donde buscaran continuar la racha y sacar algo positivo.

Por su parte, el Badajoz es el colista de este Grupo 5, y tiene la salvación complicada. Hasta que los números no lo sentencien, los pacenses siguen vivos, pero necesitan de victorias urgentes si quieren conseguir la permanencia. En la próxima jornada recibe al CI Amistad. Deberán ganar, ya que es el equipo que marca el descenso. Una derrota el próximo finde sería un matchball muy difícil de levantar