Derrota aplastante del Barça (0-4) frente al Porto, que le relega a la segunda posición del grupo y tendrá que ganar y esperar en la próxima jornada para poder recuperar el liderato. Los de Óscar López no estuvieron finos y sufrieron con el ritmo portugués. En la segunda mitad el equipo se vino abajo, quizá fruto del cansancio que arrastraban los mundialistas.

Primera parte: atasco en la circulación

Quinta jornada de UEFA Youth League para un Barça que llegaba con 12 de 12 puntos y trataría de cerrar la clasificación en casa ante un buen equipo como el Porto. Además, recuperaba a casi todos los mundialistas, menos Fort y Darvich. La sorpresa fue Joan Anaya en el lateral diestro.

El partido comenzó con un Porto intenso, yendo a buscar al Barça e incomodándole la salida de balón. Con un hombre a hombre por dentro, los culés no podían encontrar a sus jugadores de centro del campo y se veían obligados a intentar jugar por banda. Una vez en banda, los portugueses acosaban y robaban muchos balones. Esa gran presión incomodó al Barça un grandes tramos de primera mitad.

En el minuto 8 ya avisaban los de Oporto con un doble remate de Oliveira, que uno se encontró con el poste y otro con Yaako, que despejó a córner. Pero en el minuto 22, Rodrigo Mora aprovechó un buen centro lateral para adelantarse a Cuenca y hacer el primero del partido para el Porto. A raíz del gol, el Barça pudo encontrar mejor salida y atacar el último tercio, generando varias ocasiones de peligro. El más activo fue, otro día más, Dani Rodríguez. El extremo guipuzcoano desbordó varias veces por banda izquierda, y creó jugadas que no pudieron ser convertidas por sus compañeros.

Así, con un 0-1 en el marcador, nos íbamos al descanso, con la sensación de que el Barça le costó hacerse con el partido

Segunda parte: el equipo se cayó

Óscar López hizo un cambio importante al descanso: Juan Hernández por Guiu. Quizá pensando en la fatiga que arrastraba Marc, recién aterrizado de Indonesia como la mitad del once titular. El equipo no empezó mal la segunda parte, jugando más en campo rival y amenazando la defensa portuguesa sobre todo por Dani, esta vez en banda derecha. Pero el partido se torcería pronto. En un balón largo desde atrás, Candé la peinó y Sousa ganó la espalda de Navarro para hacer el segundo en el minuto 58. A partir de ahí, el equipo se cayó.

Dificultad para progresar, poca amenaza al espacio y problemas para el repliegue tras pérdida, el Barça se notaba fatigado y el Porto lo supo aprovechar. En el minuto 72, una buena jugada por banda derecha acabó con un centro que empujó Meireles para anotar el 0-3. El Barça no dejó de intentarlo, pero con más corazón que fútbol, y el Candé mató el partido (si no lo estaba ya) tras un disparo lejano en un contragolpe de su equipo.

Al final, Cristo remató al palo tras un buen centro de Dani, pero el partido acabó y el Barça desaprovechó una oportunidad de firmar su liderato de grupo. Las notas positivas del encuentro fueron Dani Rodríguez y Joan Anaya.

Próximos partidos

Con esta derrota, el Barça pierde el liderato con el Porto por el golaverage. En la próxima jornada viajará a Bélgica para medirse con el Royal Antwerp, un partido que deberá ganar y esperar para ver si consigue la primera plaza de nuevo. Por su parte, el Porto recibe al Shakhtar en Portugal y depende de sí mismo para avanzar como líder a las eliminatorias.