El Atlético de Madrid consigue una gran victoria ante un Feyenoord que disputó un partido muy serio en defensa y muy difícil de encontrar huecos en sus líneas defensivas. Un solo gol fue necesario para que el Atlético de Madrid sea primero en un partido en el que fue muy superior a su rival.

Primera parte rocosa

El partido comenzó con una gran jugada inicial del Atlético de Madrid en la que Rayane Belaid probó suerte y el guardameta holandés consiguió hacer una gran parada para evitar el primero de los de Torres. El partido se convirtió en un tú a tú físico, un encuentro muy rocoso en el que ninguno conseguía llegar a portería ni controlar al 100% la posesión del balón.

En el minuto 24 llegó una buena oportunidad por parte de Niño, Frey robó en tres cuartos y se la dio a Niño que se adentró en el área y tiró con la zurda para que Ka despejara el balón. De nuevo volvió a atacar el Atlético de Madrid que se empezó a hacer dueño del partido, esta vez fue Julio que estrelló su balón en la cruceta de la portería de Ka.

La superioridad en forma de ocasiones

El Atlético de Madrid comenzó la segunda parte yendo a por el partido y queriendo esa primera plaza y lo demostró en la primera jugada del partido en una gran triangulación entre Javi Alonso y Rosado que acabó en un disparo de Adrián Niño a las manos del guardameta. 

Más tarde fue David Muñoz, que no podrá jugar la última jornada por amarilla, que lo intentó desde fuera del área y tras rebotar en un rival su disparo se envenenó y se estrelló en el larguero.

Fernando Torres movió ficha y entraron Iker y Salim, dos jugadores que removieron el partido y comenzaron a controlar más el balón y a entrar mucho por banda. Desde un córner llegó otra ocasión, esta vez Javi Alonso que se encontró un balón en el segundo palo y remató por encima del larguero.

Iker Luque
Iker Luque – Atlético de Madrid

En el minuto 80, Ka, el mejor jugador del Feyenoord hoy, falló en un pase y se la entregó a Rayane que filtró un balón al espacio para Iker Luque que tiró a portería, el balón salió rebotado y entró a la portería para anotar el único tanto del partido.

El Atlético de Madrid consigue ser primero de grupo gracias a la victoria contra el Feyenoord, a falta del último partido frente a la Lazio. Un partido que se ganó gracias a los cambios que hizo Torres y tienen todo de cara para clasificarse como primeros.