El Badalona volvió a hacer historia, esta vez ante el Leganés. El Genis Sampietro logró eliminar al equipo pepinero en la prórroga gracias a un solitario tanto de Willy. De esta manera, el equipo catalán hace historia y jugará por primera vez una Final Four de la Copa del Rey Juvenil 

CF BADALONA 1 -0  CD LEGANÉS 

El partido arrancó con mucho respeto entre ambos equipos. Ninguno de los dos conjuntos lograba llegar al área de su rival con peligro y todas las acciones de ataque eran centros laterales que eran solventados por los defensas sin peligro.

En el ecuador de la primera mitad llegó la gran jugada polémica del encuentro. Un balón rechazado en el área del Leganés impactó en la mano de Héctor. A pesar de esto, el colegiado no decidió señalar la pena máxima en contra de los pepineros a pesar de la insistencia de los jugadores locales y el banquillo.

A pesar de que el Badalona tenía más posesión y daba la sensación de tener el partido un poco más controlado, los catalanes no inquietó a Hugo. El Leganés intentó buscar a Manu en largo para pelarse con los centrales pero no pudo encontrar ni una sola ocasión de peligro. Con el resultado inicial se llegó al empate en Badalona.

La segunda parte arrancó con el Leganés un poco mejor sobre el verde. Los de Manolo Rueda tenían un poco más de presencia en área catalana y el Badalona se mostraba frágil por primera vez en el partido. Pasaban los minutos y ni Yuri ni Koke lograban anotar sus ocasiones y poner por delante a los madrileños.

Cuando mejor estaban los visitantes, llegó la segunda jugada polémica del encuentro. Una internada del Badalona en el área acabó con el balín golpeando el la mano de Casti. Sin embargo, el colegiado no señalo penalti porque el balón le golpeó en el brazo tras salir rebotado de otro compañero. A pesar de esto, los locales insistieron en sus quejas al colegiado.

El partido estaba destinado a la prórroga pero el Leganés volvió a asustar antes de esta. Un jugador pepinero enganchó el balón en su propio campo y con el portero del Badalona adelantado estuvo a punto de anotar un gol absolutamente antológico. Sin embargo, el balón se marchó desviado por centímetros.

La prórroga arrancó con un ritmo y sensaciones similares a lo acontecido durante los primeros 45 minutos. Ninguno de los dos equipos hacia méritos para llegar al tanto. Justo antes del descanso, Willy enganchó una falta colgada al área y logró batir a Hugo para alegría de la afición local. Con este resultado se llegó al tiempo de descanso.

La segunda parte de la prórroga hizo honor al refrán español «querer y no poder». El Leganés intentaba llegar al área de Víctor pero no lograba encontrar ninguna situación clara de gol con un Badalona completamente hundido en su área. Finalmente, el Badalona hizo historia y es el tercer clasificado para la Final Four de la Copa del Rey Juvenil.