El conjunto rojiblanco hace historia y se mete por primera vez en la fase final de la UEFA Youth League. El solitario tanto de Javier Currás de penalti y el gran papel de Alejandro Iturbe, que detuvo otro lanzamiento desde los once metros, son suficientes para llevarse el pase a Nyon ante un Signal Iduna Park con 19.300 espectadores. Gran trabajo de «coraje y corazón» del plantel de Ricardo Ortega y Fernando Torres.

Borussia Dortmund 0-1 Atlético de Madrid

Encuentro por todo lo alto en el Signal Iduna Park. Ambos equipos compartían camino hasta estos cuartos de final: quedando 2º de grupo y pasando dos rondas previas fuera de casa. Los alemanes ante el Empoli (3-5) y Manchester United (en penaltis) y los colchoneros venciendo en Croacia al Hadjuk Split (penaltis) y el derbi disputado en el Alfredo Di Stefano contra el vigente campeón (2-3).

El Atlético de Madrid presentaba su once de gala que ya le dio buen resultado ante el Real Madrid. Ibrahima Cámara y Carlos Martín fueron de la partida tras aterrizar esta misma mañana desde Manchester tras haber estado con el primer equipo en el partido de la Champions League.

ITURBE, FUNDAMENTAL EN EL INICIO

El partido empezó de lo más vibrante con el colegiado señalando un más que cuestionable penalti a los cinco minutos a favor del conjunto alemán. Bynoe-Gittens encaraba a Sergio Díez, se metía en el área y el defensor, al intentar rebañar el esférico, chocaba con el inglés, lo que parecía suficiente para el árbitro.

Bradley Fink fue el encargado de lanzar desde los once metros, pero se topó con un Alejandro Iturbe sensacional que adivinó el lado del lanzamiento. La estirada del guardameta y la ayuda del palo sirvieron para que el Atlético respirase aliviado tras el primer susto.

Los colchoneros fueron arriba, combinando en ataque y buscando la forma de llegar al área rival para generar peligro. Carlos Martín, algo desviado, y Corral, de falta directa, apenas intimidador a Ostrzinski en unos primeros minutos con alternativas para los dos equipos.

Borussia_Dormund_Atlético_de_Madrid_UYL
@AtletiAcademia

Tuvo que aparecer de nuevo Iturbe, que voló para detener el disparo desde la frontal de Simic que iba directo a la escuadra. El guardameta rojiblanco, que lleva una Youth League de lo más sobresaliente, celebró con una nueva salvada su reciente convocatoria con la sub19 para la Ronda Élite de la próxima semana. 

CURRÁS NO PERDONA DESDE LOS ONCE METROS

A continuación, llegó el gol del Atlético de Madrid. Sensacional acción de Sergio Díez, el balón quedaba para Salim y Soumala Coulibaly llegaba tarde llevándose por delante al delantero. Javier Currás no perdonaría desde el punto de penalti y ponía por delante al equipo rojiblanco en un marcador que no se movió más en el partido y donde hasta el descanso siguió la intensidad mostrada por ambos conjuntos.

La salida de vestuarios fue muy agresiva por parte sobre todo de un activo Bynoe-Gittens. El jugador inglés no paraba de desbordar en busca de centros y ocasiones para su equipo. Javier Currás, que vio la amarilla antes del descanso, estuvo a punto de ver la segunda tras una falta sobre el extremo y Ricardo Ortega tuvo que sustituirlo para protegerlo dando entrada a un fresco Valdera.

UNA SEGUNDA PARTE MUY VIBRANTE

En un contrataque, Sergio Díez puso un gran balón a Salim, pero el delantero se hizo un lio y no consiguió rematar a puerta. A la postre, el Dortmund tuvo una doble ocasión a los pies de Simic que despejaron entre Iturbe y Camara y otra muy clara donde Bynoe-Gitens apunto estuvo de igualar con un disparo directo de falta que se topó con la madera.

El Atlético tuvo que tirar de casta y frenar de nuevo el ritmo juego que estaba llevando el equipo alemán en el partido. Sobre todo desde atrás, con David Navarro que dio una clase magistral de lo que tiene que ser un central y apoyado de nuevo por Kostis, que se las empezó a tener con Fink, y Camara llegando a todos lo balones. Los tres fueron un nuevo muro donde todavía si lo rebasaban tenían que verse con un Iturbe sublime. Gismera se las vio con todos en el medio campo y Carlos Martín hizo un esfuerzo muy grande para aguantar y pelearse con los defensas rivales.

EL ATLÉTICO HACE HISTORIA

Los últimos minutos fueron todo un dolor de cabeza para los rojiblancos ya que los alemanes fueron con perseverancia a por el gol que igualase el partido. David Navarro tuvo que esforzarse por sacar un nuevo balón sobre la línea en una acción clara de fuera de juego y que continuó con el susto tras un córner que se colaba dentro si no llega a salvar de nuevo Iturbe.

El tiempo de descuento parecía no tener fin, con todo el Dortmund volcado, en una marabunta de piernas en el área rojiblanca y caídas que no cesaban, pero el muro Atlético resistió y con el pitido final del colegiado llegó el éxtasis para los rojiblancos que veían cómo hacían historia al meterse por primera vez entre los cuatro mejores del torneo europeo. Habían llegado tres veces a cuartos, cayendo con el a la postre campeón de la edición, pero esta vez el muro lo había tirado ellos, esta generación que resistió ante un Signal Iduna Park que reflejó el tercer mayor dato de asistencia a un partido de la competición con 19.300 espectadores. Con el billete a Nyon en el bolsillo, en abril espera el Salzburgo y ya solo les queda soñar. 

Foto perfil: @AtletiAcademia