El Racing de Santander recibía en casa al Real Oviedo en la jornada 27 del grupo 1 de la División de Honor. El partido se presentaba como un partidazo por su importancia de cara al título. Diego Díaz ejerció de líder con un auténtico partidazo.

Loa seriedad del líder

El Racing salió al campo a ir a por los tres puntos. El equipo tuvo la primera nada más empezar. Un centro desde la banda derecha se envenenó y entró en la portería de Mateo Vallina, pero el árbitro decidió anular el gol por fuera de juego de los jugadores de los locales. El Racing siguió insistiendo, teniendo el dominio de la posesión, pero sin generar ocasiones de peligro. En el minuto 22, llegó otra ocasión importante para los locales. Un gran disparo con la izquierda de Asier García desde fuera del área fue contestado por un gran Mateo Vallina.

Diego Díaz ejerció de líder

El peligro seguía llegando y en el minuto 24 el Racing volvió a llegar con peligro. Una gran jugada con un detalle exquisito de Diego Díaz fue finalizada con un remate de cabeza de Asier García que acabó fuera. El Real Oviedo no era capaz de salir de campo propio, pero en las que tenían podían salir al contraataque con peligro. Y tanto insistir, el Racing recibió su premio. Diego Díaz se inventó una auténtica maravilla en el minuto 35. Un disparo con su pierna izquierda desde la banda derecha acabó con el balón en la escuadra y dejando a Vallina sin opciones de repelerlo. El Racing se adelantaba tras tanto dominio.

Diego Díaz ejerció de líder

Al filo del descanso, un fallo defensivo del Racing estuvo a punto de ser aprovechado por el Oviedo, pero Salinas apareció haciendo un gran corte para evitar la ocasión. Ya en el minuto 44, una falta lanzada por Jaime Coballes fue sacada por Iván, portero del Racing. Finalmente nos marchábamos al descanso con el líder por delante.

El Racing no perdona

La segunda parte empezaba con una ocasión clara para los asturianos. Un balón colgado por Lopes para De La Hera, pero el palo repelió la ocasión. El Oviedo de esta segunda parte estaba siendo distinto al de la primera parte. Pablo Menéndez Agudín tuvo otra ocasión al regatear al portero, pero su disparo se fue al lateral de la red. El equipo asturiano empezaba a meter presión al líder.

El subidón del Oviedo duraría poco, ya que en el minuto 55 Illan Guardado provocó un penalti, que, por si fuera poco, provocó la segunda amarilla y la expulsión para el jugador del Oviedo. Diego Díaz pondría el segundo gol desde el punto de penalti para encarrilar el triunfo. El Racing seguía dominando. En el minuto 75, el Oviedo volvió a tener una ocasión importante, pero Iván Cagigas realizaría una gran parada para evitar el gol del Oviedo. Momentos después de esta ocasión, Dani Cobo se inventaría una gran jugada para anotar el tercero y dejar prácticamente sentenciado el encuentro.

Diego Díaz ejerció de líder

El Racing mostró la razón por la que es el equipo menos goleado del grupo 1. Partido gigantesco de todo el equipo, tanto en defensa como en ataque. El equipo siendo liderado por un enorme Diego Díaz, donde el capitán racinguista anotó dos goles y dio una asistencia, participando en todos lo goles. Diego Díaz ejerció de líder. En el minuto 89, Jaime Coballes anotó el gol de la honra para el Real Oviedo con una gran definición con el exterior. Finalmente, el líder venció y son tres puntos que pueden valer una liga.

Ya solo quedan tres jornadas para que el Racing puede proclamarse campeón. En la próxima jornada, el líder tendrá que visitar al Val Miñor. Por su parte, el Oviedo recibirá al Coruxo.